This content is not available in your region

Asesinada una corresponsal de Al Jazeera durante una incursión israelí en Cisjordania

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Al Jazeera acusa al ejército israelí de la muerte de su corresponsal en Cisjordania
Al Jazeera acusa al ejército israelí de la muerte de su corresponsal en Cisjordania   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

YENÍN, CISJORDANIA -Una reportera de Al Jazeera fue asesinada a tiros el miércoles durante una incursión de las tropas israelíes en la Cisjordania ocupada, tras lo cual el canal de noticias y las autoridades palestinas acusaron a Israel de matarla, mientras que el líder israelí dijo que podría haber sido alcanzada por fuego palestino.

Shireen Abu Akleh, palestina-estadounidense de 51 años, llevaba un chaleco de prensa que la identificaba claramente como periodista mientras ejercía su trabajo en la ciudad de Yenín, según el medio qatarí.

Estaba cubriendo la última de las intensas incursiones militares israelíes en Cisjordania, emprendidas tras una serie de ataques mortales en Israel. Es probable que la muerte de una destacada reportera veterana del popular canal de noticias alimente la creciente tensión en la zona.

El ejército israelí dijo que sus tropas fueron objeto de un intenso fuego durante la operación en Yenín. El primer ministro israelí, Naftali Bennett, dijo en un comunicado que, según la información que Israel ha reunido hasta ahora, “parece probable que palestinos armados que estaban disparando indiscriminadamente en ese momento fueran responsables de la desafortunada muerte de la periodista.”

El Ministerio de Sanidad palestino dijo que Abu Akleh había sido alcanzada en la cabeza por disparos. El presidente palestino, Mahmud Abbas, dijo que Al Jazeera calificó su muerte de asesinato flagrante y a sangre fría por parte de las fuerzas israelíes.

“Muy triste de enterarme de la muerte de la periodista estadounidense y palestina Shireen Abu Akleh”, escribió en la red social Twitter el embajador de Estados Unidos en Israel, Tom Nides. “Animo a que se investiguen a fondo las circunstancias de su muerte y de la lesión de al menos otro periodista hoy en Yenín”.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí dijo que Israel “llevará a cabo una investigación exhaustiva”, y pidió a la Autoridad Nacional Palestina que coopere “para llegar a la verdad”.

Bennett dijo que Israel ofreció a realizar una autopsia y una investigación conjuntas con la Autoridad Palestina, cuyo portavoz rechazó la propuesta y pidió en cambio una investigación internacional.

PERIODISTAHERIDOACUSA A ISRAEL

Ali Smoudi, periodista palestino herido junto a Abu Akleh, dijo que las fuerzas israelíes “abrieron fuego repentinamente” contra ellos durante la operación, y refutó la versión de los militares israelíes de que ambos estaban cerca de palestinos que estaban disparando de forma indiscriminada.

“No nos pidieron que nos fuéramos y no nos pidieron que dejáramos (de filmar). Nos dispararon. Una bala me alcanzó a mí y otra a Shireen. La mataron a sangre fría”, dijo a Reuters Smoudi, que fue atendido en un hospital de Yenín.

Un portavoz de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén dijo que Abu Akleh había cubierto temas en Oriente Próximo y a nivel internacional durante más de dos décadas, y que era “profundamente respetada por muchos palestinos y otras personas en todo el mundo”.

El viceministro de Asuntos Exteriores de Qatar dijo en un mensaje de Twitter que su país “condena en los términos más enérgicos (el asesinato de la periodista) por las fuerzas de ocupación israelíes”.

En otro incidente ocurrido el miércoles, las fuerzas israelíes dispararon y mataron a un palestino durante los enfrentamientos cerca de la ciudad cisjordana de Ramala, según informó el Ministerio de Sanidad palestino. No hubo comentarios inmediatos por parte de Israel.

Las visitas de peregrinos judíos en las últimas semanas al complejo de la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén, el tercer lugar más sagrado del Islam y el más sagrado del judaísmo, han avivado la ira de los palestinos.

Desde marzo, palestinos y miembros de la minoría árabe de Israel han matado a 18 personas, entre ellas tres policías y un guardia de seguridad, en atentados perpetrados en Israel y Cisjordania y dirigidos en su mayoría contra la población civil.

Algunos de los agresores proceden de Yenín. La ciudad ha sido uno de los principales objetivos de las redadas israelíes en Cisjordania, que a menudo han desencadenado enfrentamientos y han elevado a 42 el número de palestinos muertos por las fuerzas israelíes o por civiles armados desde principios de año.

Entre las víctimas hay miembros armados de grupos militantes, asaltantes solitarios y transeúntes.