This content is not available in your region

Defensores de planta de acero parecen anunciar el fin del cerco en Mariúpol

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Defensores de planta de acero parecen anunciar el fin del cerco en Mariúpol
Defensores de planta de acero parecen anunciar el fin del cerco en Mariúpol   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Natalia Zinets

KIEV/MARIÚPOL, Ucrania – La unidad ucraniana atrincherada bajo la planta siderúrgica de Azovstal en Mariúpol dijo el lunes que estaba cumpliendo las órdenes de salvar las vidas de las tropas, una aparente señal de que la batalla más larga y sangrienta de la guerra de Ucrania había llegado a su fin.

Reuters vio alrededor de una docena de autobuses que aparentemente transportaban combatientes ucranianos saliendo de la planta el lunes. No fue posible determinar cuántas personas iban a bordo. Se calcula que hay unos 600 combatientes en el interior de la vasta planta de la era soviética, entre ellos decenas de heridos.

“Para salvar vidas, toda la guarnición de Mariúpol está aplicando la decisión aprobada por el Mando Militar Supremo y espera el apoyo del pueblo ucraniano”, dijo el Regimiento Azov en una publicación en las redes sociales.

Azov dijo que los defensores de Mariúpol, en el sureste, habían resistido durante 82 días, ganando tiempo para que el resto de Ucrania luchara contra las fuerzas rusas y asegurara las armas occidentales necesarias para resistir el asalto de Rusia.

La planta siderúrgica era el último bastión ucraniano en el otrora próspero puerto, ahora en ruinas tras meses de asedio ruso que, según Ucrania, provocó la muerte de decenas de miles de personas.

Desde febrero, la devastación de Mariúpol se ha convertido en un símbolo tanto de la capacidad de Ucrania para resistir la invasión rusa como de la voluntad de Rusia de destruir las ciudades ucranianas que resisten.

En un video que acompaña a la declaración del Regimiento Azov, uno de los altos mandos de la unidad, Denys Prokopenko, dijo: “Lo principal es darse cuenta de todos los riesgos, ¿hay un plan B, se está plenamente comprometido con ese plan que debe permitir cumplir las tareas asignadas y preservar la vida y la salud del personal?”.

“Este es el nivel más alto de supervisión de las tropas. Más aún cuando su decisión está avalada por el más alto mando militar”.

Prokopenko no detalló qué medidas tomaron los defensores. El video se publicó horas después de que Rusia dijo que había accedido a evacuar a los soldados ucranianos heridos a un centro médico en la ciudad de Novoazovsk, controlada por Rusia.

Aparte de la planta siderúrgica, Mariúpol está totalmente en manos rusas tras un asedio que dejó a los residentes acurrucados en sótanos sin comida ni agua y las calles llenas de cadáveres.

Moscú niega haber atacado a los civiles. Tanto Naciones Unidas como la Cruz Roja estiman que han muerto miles de civiles, aunque el número real de víctimas aún no se ha contabilizado.

Los últimos defensores, entre ellos muchos heridos, llevaban semanas resistiendo en búnkeres y túneles construidos para resistir una guerra nuclear, en las profundidades de Azovstal, una de las mayores plantas metalúrgicas de Europa. Los civiles fueron evacuados del interior de la planta a principios de este mes.

“Se ha llegado a un acuerdo sobre la retirada de los heridos”, declaró el Ministerio de Defensa ruso. “Se ha abierto un corredor humanitario a través del cual los militares ucranianos heridos están siendo trasladados a un centro médico en Novoazovsk”.

La viceministra de Defensa ucraniana, Hanna Malyar, declaró a la televisión ucraniana: “Cualquier información puede perjudicar los procesos que se están llevando a cabo (…) Como el proceso está en marcha, no podemos decir lo que está ocurriendo ahora”.

Antes, la esposa de un miembro del Batallón Azov había descrito las condiciones en la planta: “Están en el infierno. Reciben nuevas heridas cada día. Están sin piernas ni brazos, agotados, sin medicamentos”, dijo Natalia Zaritskaya.

PUTIN SE DESDICE DE LA OTAN

A primera hora del lunes, Vladimir Putin pareció retractarse de las amenazas rusas de tomar represalias contra Suecia y Finlandia por haber anunciado sus planes de ingresar en la OTAN.

“En lo que respecta a la expansión, incluidos los nuevos miembros Finlandia y Suecia, Rusia no tiene problemas con estos estados, ninguno. Así que, en este sentido, no hay ninguna amenaza inmediata para Rusia por una expansión que incluya a estos países”, dijo Putin.

Los comentarios parecían marcar un importante cambio en la retórica, después de años de presentar la ampliación de la OTAN como una amenaza directa a la seguridad de Rusia, incluso citándola como justificación para la invasión de Ucrania.

Unas horas antes de que Putin hablara, el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, había dicho que Finlandia y Suecia estaban cometiendo un error que tendría consecuencias de gran alcance: “Que no se hagan ilusiones de que vamos a aguantar sin más”.

Putin dijo que la ampliación de la OTAN estaba siendo utilizada por Estados Unidos de forma “agresiva” para agravar una situación de seguridad mundial ya difícil, y que Rusia respondería si la alianza avanzaba con armas o tropas.

“La expansión de la infraestructura militar en este territorio provocaría ciertamente nuestra respuesta. En qué consistirá esa (respuesta), ya veremos qué amenazas se crean para nosotros”, dijo Putin.

Finlandia y Suecia, ambos no alineados durante la Guerra Fría, dicen que ahora quieren la protección que ofrece el tratado de la OTAN, según el cual un ataque a cualquier miembro es un ataque a todos.

“Dejamos atrás una época y entramos en una nueva”, dijo la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, al anunciar sus planes de abandonar formalmente el estatus de no alineado militarmente, piedra angular de la identidad nacional durante más de 200 años.

Kjell Engelbrekt, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Defensa de Suecia, dijo que a Moscú le quedaban ahora pocas opciones militares para seguir su anterior retórica “muy asertiva” que exigía que los nórdicos nunca entraran en la OTAN.

Un alto funcionario estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, dijo que Washington no había visto indicios de que Rusia estuviera acercando tropas o equipos a la frontera con Finlandia.

TROPAS DE UCRANIALLEGAN A LA FRONTERA

Moscú califica su invasión de “operación militar especial” para librar a Ucrania de los fascistas, una afirmación que Kiev y sus aliados occidentales consideran un pretexto sin fundamento para una guerra no provocada.

La invasión, que dura ya casi tres meses, ha sido hasta ahora un desastre militar para Moscú, que ha obligado a sus tropas a abandonar el norte y los alrededores de Kiev a finales de marzo. Un contraataque ucraniano en los últimos días ha expulsado a las fuerzas rusas de la zona cercana a Járkov, la mayor ciudad del este.

El Ministerio de Defensa ucraniano dijo el lunes que las tropas habían avanzado hasta la frontera rusa, a unos 40 kilómetros al norte de Járkov.

Los éxitos cerca de Járkov podrían permitir a Ucrania atacar las líneas de suministro de la principal ofensiva rusa, que se está desarrollando más al sur en la región de Dombás, donde Moscú lleva un mes lanzando asaltos masivos que sólo consiguen pequeños logros.

En un mensaje de vídeo, el presidente Volodímir Zelenski saludó el logro y agradeció a las tropas: “Les estoy muy agradecido de parte de todos los ucranianos, de todos, de mí mismo, de mi familia, mi gratitud es ilimitada”.