Los ganadores ucranianos de Eurovisión recorrerán Europa para recaudar fondos para el ejército

Los ganadores ucranianos de Eurovisión recorrerán Europa para recaudar fondos para el ejército
Los ganadores ucranianos de Eurovisión recorrerán Europa para recaudar fondos para el ejército Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

KIEV - Los ganadores del Festival de Eurovisión de Ucrania planean una gira por Europa para recaudar fondos destinados al ejército, que sigue oponiendo una feroz resistencia a las fuerzas rusas más de 80 días después de que estas invadieran el país, según declararon el martes.

La Orquesta Kalush ganó el sábado el concurso gracias a una ola de apoyo popular, dando a sus compatriotas una inyección de moral muy bienvenida.

El vocalista Oleh Psiuk dijo en una conferencia de prensa televisada en la ciudad occidental ucraniana de Leópolis que la banda anunciaría pronto en Instagram dónde realizaría su gira.

"En cada actuación vamos a recaudar fondos para las necesidades del ejército", dijo.

Psiuk dijo que esperaba que Ucrania acogiera Eurovisión el año que viene y agradeció a los defensores de la acería Azovstal, asediada en la ciudad sureña de Mariúpol, su valor para resistir durante tanto tiempo.

Los combatientes del último reducto de Mariúpol han empezado a rendirse, pero un asesor presidencial ucraniano dijo que su desafío había cambiado el curso de la guerra.

Las apuestas habían colocado a Kalush Orchestra como clara favorita en Eurovisión. Su canción "Stefania", que fusiona el rap con la música folclórica tradicional, quedó en cuarto lugar tras la votación de los jurados nacionales, pero se alzó con el primer puesto gracias a una puntuación récord durante la votación de los espectadores.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Guerra en Ucrania: la caída de un dron ruso causa 7 muertos en Odesa

Guerra en Gaza: Israel "ha firmado" un acuerdo de alto el fuego, a la espera de Hamás

De los logros a las quejas: El euroescepticismo en los países bálticos