This content is not available in your region

Moscú anuncia rendición de más combatientes en Mariúpol; Kiev no dice nada sobre su destino

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Moscú anuncia rendición de más combatientes en Mariúpol; Kiev no dice nada sobre su destino
Moscú anuncia rendición de más combatientes en Mariúpol; Kiev no dice nada sobre su destino   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Max Hunder

KIEV/MARIÚPOL, Ucrania – Rusia dijo el miércoles que casi 700 combatientes ucranianos más se habían rendido en Mariúpol, pero Kiev guardó silencio sobre su destino, mientras que un líder separatista prorruso dijo que los comandantes seguían atrincherados en los túneles bajo la gigantesca fábrica de acero Azovstal.

Más de un día después de que Kiev anunció que ordenó la retirada de su guarnición en Mariúpol, el resultado final de la batalla más sangrienta de Europa en décadas seguía sin estar resuelto. Las autoridades ucranianas interrumpieron todo debate público sobre el destino de los combatientes que resistieron allí.

“El Estado está haciendo los máximos esfuerzos para llevar a cabo el rescate de nuestros militares. Hay que esperar. Actualmente, lo más importante es salvar la vida de nuestros héroes”, dijo el portavoz militar Oleksandr Motuzaynik en una conferencia de prensa. “Cualquier información al público podría poner en peligro ese proceso”.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que otros 694 combatientes se rindieron durante la noche, con lo que el número total de personas que depusieron las armas asciende a 959. El líder de los separatistas prorrusos que controlan la zona, Denis Pushilin, fue citado por la agencia de noticias local DNA diciendo que los principales comandantes seguían en la planta.

Las autoridades ucranianas confirmaron la rendición de más de 250 combatientes el martes, pero no dijeron cuántos más estaban dentro ni qué podría ser de ellos.

“Desgraciadamente, el asunto es muy delicado y hoy se están llevando a cabo unas conversaciones muy frágiles, por lo que no puedo decir nada más”, dijo el alcalde de Mariúpol, Vadym Boichenko. Según indicó, en las conversaciones participan el presidente Volodímir Zelenski, la Cruz Roja y Naciones Unidas, pero no dio más detalles.

Las negociaciones ocurrían mientras Finlandia y Suecia solicitaban de manera formal su ingreso en la OTAN, lo que supondría la misma expansión que el presidente ruso Vladimir Putin ha citado desde hace tiempo como una de sus principales razones para lanzar la “operación militar especial” en febrero.

La rendición final de Mariúpol pondría fin a un asedio de casi tres meses de la otrora próspera ciudad de más de 400.000 habitantes, donde Ucrania afirma que decenas de miles de civiles murieron bajo los bombardeos rusos.

Funcionarios ucranianos mostraron esperanzas de organizar un intercambio de prisioneros por los defensores de Mariúpol, a los que describen como héroes nacionales. Moscú afirma que no se ha llegado a ningún acuerdo para los combatientes, muchos de ellos pertenecientes a una unidad de origen ultraderechista, a la que califica de nazi.

Rusia afirma que más de 50 combatientes heridos fueron trasladados para su tratamiento a un hospital, mientras que otros fueron llevados a una prisión recién reabierta, ambas en ciudades en poder de los separatistas prorrusos. Periodistas de Reuters grabaron a los autobuses que llevan a algunos combatientes capturados a ambos lugares.

El Kremlin afirma que Putin garantizó personalmente el trato humano de los que se rindan. Otros políticos rusos de alto nivel han pedido públicamente que no se les intercambie nunca o, incluso, que se les ejecute.

FINLANDIA Y SUECIA SE PRESENTAN A LA OTAN

Los embajadores de Suecia y Finlandia entregaron sus cartas de solicitud de ingreso en la OTAN en una ceremonia celebrada en la sede de la alianza en Bruselas.

“Este es un momento histórico que debemos aprovechar”, dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

A pesar de la guerra y las sanciones, Rusia sigue siendo la principal fuente de energía para Europa. Los países europeos están presionados para reducir el comercio, la mayor fuente de fondos de Moscú.

La Comisión Europea, órgano ejecutivo de la Unión Europea, desveló el miércoles un plan de 210.000 millones de euros para que Europa deje de depender del petróleo, el gas y el carbón rusos para 2027, que incluye planes para duplicar con creces la capacidad de energía renovable de la UE para 2030.

En una nueva señal del aislamiento de Rusia, Moscú expulsó el miércoles a 85 diplomáticos de Francia, España e Italia, en represalia por un número similar de rusos enviados a casa. Los países europeos han expulsado en total a más de 300 diplomáticos rusos desde la invasión del 24 de febrero.

Google se convirtió en la última gran empresa occidental en retirarse de Rusia, diciendo que su unidad rusa se declaró en bancarrota y se vio obligada a cerrar sus operaciones después de que sus cuentas bancarias fueron embargadas.