This content is not available in your region

Shanghái camina hacia la salida del confinamiento de COVID y Pekín sigue a la defensiva

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Shanghái camina hacia la salida del confinamiento de COVID y Pekín sigue a la defensiva
Shanghái camina hacia la salida del confinamiento de COVID y Pekín sigue a la defensiva   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Eduardo Baptista y Laura Lin

PEKÍN/SHANGHÁI – Shanghái avanzó el sábado con cautela en sus planes para restablecer parte de su red de transportes, un paso importante para salir de un confinamiento por el COVID-19 que ha durado semanas, mientras Pekín mantenía sus defensas ante un brote que ha persistido durante un mes.

La cuarentena en Shanghái desde principios de abril ha supuesto un duro golpe económico para la ciudad más poblada de China y ha suscitado un debate sobre la sostenibilidad de la política nacional de cero COVID.

A diferencia del centro financiero, Pekín se ha abstenido de imponer un confinamiento en toda la ciudad, pero sólo con docenas de nuevos casos al día frente a las decenas de miles de Shanghái en su punto álgido.

Aun así, los controles y las interminables pruebas masivas impuestas en la capital china han desestabilizado su economía y trastornado la vida normal.

Mientras Pekín seguía sumida en la angustia por el COVID, los trabajadores de Shanghái desinfectaban las estaciones de metro y los trenes antes de la reapertura prevista de cuatro líneas de metro el domingo.

Aunque el servicio tendrá un horario limitado, permitirá a los residentes desplazarse entre los distritos y satisfacer la necesidad de conexión con las estaciones de tren y uno de los dos aeropuertos de la ciudad. También se reabrirán más de 200 líneas de autobús.

Subrayando el nivel de precaución, las autoridades de Shanghái dijeron que los viajeros serán examinados para detectar temperaturas corporales anormalmente altas y tendrán que mostrar resultados negativos en pruebas de PCR realizadas en un plazo de 48 horas.

Las autoridades sanitarias municipales informaron el sábado de que en Shanghái se detectaron 868 nuevos casos locales el viernes, frente a los 858 del día anterior, lo que está muy lejos del pico de casos diarios del mes pasado.

No se encontraron nuevos casos fuera de las zonas en cuarentena, frente a los tres del día anterior, añadieron las autoridades sanitarias.

La ciudad de 25 millones de habitantes ha reabierto gradualmente los centros comerciales, las tiendas de conveniencia y los mercados mayoristas y ha permitido que más personas salgan de sus casas.