This content is not available in your region

Fiscal general brasileño dice que retórica electoral de Bolsonaro es igual a Trump, pero no delito

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Brazil cancels invite for EU observers after Bolsonaro objection
Brazil cancels invite for EU observers after Bolsonaro objection   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Anthony Boadle y Ricardo Brito

BRASILIA – El máximo fiscal de Brasil dijo que el presidente Jair Bolsonaro no ha cometido ningún delito al cuestionar la legitimidad del sistema de votación o insinuar que podría no reconocer la derrota en las elecciones de octubre, como hizo el expresidente de Estados Unidos Donald Trump en 2020.

El fiscal general Augusto Aras, nombrado por Bolsonaro en 2019, dijo en una entrevista con Reuters que amenazar con no aceptar la derrota es una retórica política y no era en sí mismo un delito procesable.

“Si el presidente piensa, como lo hizo Trump, que hay problemas (con el sistema electoral), sus comentarios solo violan la ley si interfieren con el proceso democrático”, dijo Aras. “El mero hecho de decirlo no es un delito”.

Los comentarios de Aras, responsable de la persecución de los delitos electorales, sugieren que Bolsonaro se enfrenta a pocos riesgos legales a corto plazo por sus arremetidas contra el sistema electoral brasileño, incluso a pesar de las alarmas que han hecho sonar destacados legisladores y jueces de la Corte Suprema.

Bolsonaro, un populista de extrema derecha que modeló su presidencia a imagen de la de Trump, respaldó de forma pública las infundadas acusaciones de fraude del ex presidente estadounidense en las elecciones de 2020. El excapitán del ejército plantea dudas similares sobre el sistema de voto electrónico de Brasil, calificándolo de susceptible de fraude, sin aportar pruebas.

Ha atacado a los jueces de la Suprema que supervisan los comicios por su defensa de las máquinas de votación electrónica y los ha acusado de conspirar para negarle un segundo mandato.

Los enfrentamientos de Bolsonaro con el poder judicial han hecho temer que siga el ejemplo de Trump, negándose a conceder una eventual derrota ante el expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, que marcha por delante en los sondeos.

Los líderes del Senado brasileño están aumentando su apoyo al poder judicial a medida que Bolsonaro intensifica sus ataques, tanto en reuniones privadas con los jueces de la Suprema como en comentarios públicos defendiendo el proceso electoral.

No obstante, Aras dijo que los comentarios de Bolsonaro se mantienen dentro del ámbito de la libertad de expresión, al igual que los de Trump. “Es lo mismo, solo retórica política”.

Asimismo, dijo confiar en la fortaleza de las instituciones democráticas del país y en que la elección se desarrollará sin problemas pese a la alta polarización de la carrera presidencial.