This content is not available in your region

Nuevas fotos del primer ministro británico bebiendo reavivan la polémica del "Partygate"

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Nuevas fotos del primer ministro británico bebiendo reavivan la polémica del "Partygate"
Nuevas fotos del primer ministro británico bebiendo reavivan la polémica del "Partygate"   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

LONDRES – El canal de noticias británico ITV publicó el lunes nuevas fotografías del primer ministro Boris Johnson bebiendo en una fiesta de despedida en Downing Street, reavivando las acusaciones de la oposición de que infringió sus propias normas de cuarentena por el COVID-19.

Las fotografías fueron tomadas en una reunión en honor del director de comunicaciones saliente Lee Cain en noviembre de 2020, un evento previamente investigado por la policía por posibles infracciones de la ley. Las imágenes muestran a Johnson pronunciando un discurso y haciendo un brindis, dijo ITV.

En ese momento estaban prohibidas las grandes reuniones, después de que Inglaterra volviera a ser objeto de una cuarentena nacional debido al aumento de los casos de COVID-19.

Reuters no pudo verificar de forma independiente cuándo o dónde se tomaron las imágenes. La oficina de Johnson ha dicho que la policía tuvo acceso a toda la información durante su investigación, incluidas las fotos.

Johnson no fue multado por participar en el evento de noviembre de 2020, aunque se le impuso una multa por una reunión en Downing Street para celebrar su cumpleaños en junio de ese año, un evento que, según dijo, no duró más de 10 minutos. Se ha disculpado por lo que calificó de error, pero se negó a dimitir por este asunto.

Se espera que el Gobierno publique esta semana un esperado informe de Sue Gray sobre los actos celebrados en el despacho de Johnson en Downing Street durante los cierres por coronavirus. La policía ha impuesto 126 multas en relación con las fiestas.

El informe, que se espera que incluya detalles de algunos eventos que no fueron investigados por la policía, podría estimular más críticas contra el líder británico, que lleva meses bajo presión por varios escándalos.

Angela Rayner, líder adjunta del opositor Partido Laborista, acusó a Johnson de mentir después de que el año pasado dijera al Parlamento que en Downing Street se siguieron todas las normas durante la pandemia.

“Boris Johnson dijo en repetidas ocasiones que no sabía nada sobre el incumplimiento de la ley. Ahora no hay duda, mintió”, dijo Rayner. “Johnson hizo las reglas, y luego las rompió”.