This content is not available in your region

EXCLUSIVA-EEUU y Ucrania discuten el peligro de una escalada cuando nuevas armas amplían alcance de Kiev

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
EXCLUSIVA-EEUU y Ucrania discuten el peligro de una escalada cuando nuevas armas amplían alcance de Kiev
EXCLUSIVA-EEUU y Ucrania discuten el peligro de una escalada cuando nuevas armas amplían alcance de Kiev   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Phil Stewart y Idrees Ali

WASHINGTON – A medida que Estados Unidos y sus aliados suministran a Ucrania armas cada vez más sofisticadas, Washington ha mantenido conversaciones con Kiev sobre el peligro de una escalada si ataca territorio ruso, dijeron funcionarios estadounidenses y diplomáticos a Reuters.

Las discusiones entre bastidores, que son muy delicadas y de las que no se había informado previamente, no ponen restricciones geográficas explícitas al uso de las armas suministradas a las fuerzas ucranianas, pero se ha tratado de llegar a un entendimiento compartido del riesgo de escalada, dijeron tres funcionarios estadounidenses y fuentes diplomáticas.

“Nos preocupa la escalada y, sin embargo, no queremos poner límites geográficos ni atarles demasiado las manos con el material que les estamos dando”, dijo uno de los tres funcionarios estadounidenses, que habló bajo condición de anonimato.

El gobierno del presidente Joe Biden y los aliados de Estados Unidos se han mostrado cada vez más dispuestos a dar a Ucrania armamento de mayor alcance, incluidos los obuses M777, a medida que Kiev lucha contra las fuerzas de invasión rusas con más éxito del que habían previsto los funcionarios de inteligencia estadounidenses.

El anuncio del Pentágono la semana pasada de que Dinamarca proporcionará a Ucrania misiles antibuque Harpoon ampliaría aún más el alcance de Kiev.

Después de pronosticar inicialmente que Ucrania sería arrollada por un Ejército mucho más grande de Rusia, los funcionarios estadounidenses han expresado recientemente su esperanza de que las fuerzas ucranianas puedan ganar la guerra, y quieren armarlas para que lo hagan.

Funcionarios estadounidenses afirman que el gobierno de Biden está considerando incluso suministrar a Kiev el sistema de cohetes de artillería de alta movilidad M142 (HIMARS), que dependiendo de la munición puede tener un alcance de cientos de kilómetros.

Pero los servicios de inteligencia estadounidenses también han advertido de los crecientes riesgos, sobre todo por el desajuste entre las aparentes ambiciones del presidente ruso, Vladimir Putin, y la actuación de su Ejército.

Los próximos meses podrían situar la guerra en una “trayectoria más impredecible y potencialmente en escalada”, dijo la directora de Inteligencia Nacional, Avril Haines, en una audiencia del Senado este mes.

Estados Unidos, por diseño, no está combatiendo directamente a las fuerzas rusas, pero los comandantes del Pentágono están en contacto constante con los líderes ucranianos y han proporcionado información de inteligencia crítica que ha permitido a Ucrania atacar a tropas rusas, han dicho los funcionarios estadounidenses.

Un segundo funcionario estadounidense, que también habló bajo condición de anonimato, dijo que Washington y Kiev tenían un “entendimiento” compartido sobre el uso de ciertos sistemas de armas proporcionados por Occidente.

“Hasta ahora, hemos estado en la misma página sobre los umbrales”, dijo el funcionario.

El Ministerio de Defensa ucraniano no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.