This content is not available in your region

El Madrid lo hace de nuevo: vence 1-0 al Liverpool y vuelve a consagrarse campeón de Europa

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

Por Julien Pretot

PARÍS -El Real Madrid derrotó el sábado 1-0 al Liverpool para conquistar la Liga de Campeones, su decimocuarto título en el torneo más importante del fútbol de Europa, repitiendo la victoria de la temporada 2017-18 ante el equipo inglés.

El equipo español, que se vio superado en el juego en largos pasajes del partido, se impuso con gol del delantero brasileño Vinicius a los 59 minutos. En la final anterior ante Liverpool había ganado 3-1.

En un duelo de pesos pesados europeos, el equipo de Jürgen Klopp dispuso de más oportunidades, pero le faltó puntería cuando más importaba, y Carlo Ancelotti se convirtió en el primer entrenador que disfruta de un doblete en la Liga de Campeones con dos clubes, tras triunfar otras dos veces con el AC Milan.

“No me creo que tenga cuatro Champions. Hemos sufrido, pero el compromiso del equipo ha sido perfecto. Estamos muy felices porque terminamos muy bien la temporada”, dijo Ancelotti tras el encuentro.

El Madrid, que semanas atrás ganó la liga española, se adjudicó su cuarta Liga de Campeones en siete años.

La final iba a jugarse en San Petersburgo, pero la UEFA la trasladó a París tras la invasión rusa de Ucrania.

El Liverpool había ganado la anterior final de la Copa de Europa que ambos equipos habían disputado en París, imponiéndose 1-0 en el Parque de los Príncipes en 1981, lo que supuso la última derrota del Madrid en una final.

El Liverpool salió con todo en el inicio, presionando alto y mañatando al Madrid. Pero pese a que el elenco inglés estaba volcado de lleno en el campo de su rival, no creó peligro hasta los 15 minutos, cuando Mohamed Salah conectó un pase al borde del área chica que fue rechazado por el meta del equipo blanco.

Dos minutos después, Salah volvió a rematar pero Thibaut Courtois controló otra vez el balón. Y el meta volvió a salvar al Madrid a los 23, con un manotazo tras un remate de Sadio Mané que hizo que el balón diera en un poste.

El Madrid no hacía pie y se mostraba agazapado, tratando de aprovechar alguna fisura en el juego del Liverpool, que por su parte no mostraba ninguna flaqueza en el juego.

El primer remate al arco claro del Madrid fue a los 25, cuando Vinicius pareció intentar un centro que casi se cuela en la valla del Liverpool pero Alisson se quedó con la pelota.

AVANCEBLANCO

El Madrid comenzó a adelantarse algunos metros en el campo, pero otra vez Liverpool estuvo cerca a los 34, con un cabezazo de Salah, de gran primer tiempo, controlado por Courtois.

Liverpool se fue desdibujando hacia el final del primer tiempo, y el equipo blanco casi se pone en ventaja a los 43, pero un gol de Karim Benzema fue anulado por posición adelantada.

Liverpool volvió a salir con todo en el segundo tiempo, arrinconando al Madrid contra su área. Pero el conjunto blanco golpeó a los 59 minutos, cuando nadie lo esperaba.

Una gran jugada colectiva por derecha terminó con un tiro cruzado del uruguayo Federico Valverde que fue conectado por Vinicius, quien entró sin marca por el segundo palo para batir a Alisson y sumar su cuarto grito en la actual edición de la Champions.

Liverpool no se amilanó, y Courtois volvió a salvar su valla al desviar un tremendo remate de Salah a los 63. El meta volvió a impedir que el atacante egipcio marcara a los 68.

El equipo inglés intentaba por todos los medios, pero el Madrid aguantaba en el fondo, apuntalado por la zaga y Courtois, que mostró sus grandes reflejos otra vez a los 80 y a los 82, en esta última ahogándole el grito de gol otra vez a Salah.

“Estamos muy orgullosos de este equipo. Hemos ganado la liga y la Champions, hemos sido los mejores. Ha sido un partido difícil, pero siempre es así en la Champions. Hemos demostrado a todo el mundo que estamos aquí. Una final siempre es complicada. Significa mucho ganar otra Champions, en Francia, en mi país”, dijo Benzema a TVE tras el encuentro.

El partido comenzó con un retraso de 36 minutos después de que la policía tratara de retener a los aficionados que intentaban entrar por la fuerza en el Stade de France y los problemas siguieran después del comienzo del choque.

“Los hinchas intentaron ingresar en el estadio. Se abrieron paso a la fuerza a través del primer filtro”, dijo la policía francesa en un comunicado.

Las imágenes de Reuters TV mostraron a los policías antidisturbios persiguiendo a los hinchas fuera del estadio mientras huían y a otros siendo escoltados.

Decenas de hinchas entraron por la fuerza al estadio y otros que se encontraban fuera, entre ellos niños, fueron alcanzados por gases lacrimógenos lanzados por la policía antidisturbios, dijo un testigo de Reuters.