This content is not available in your region

Boris Johnson enfrenta una nueva amenaza de moción de confianza por el "partygate"

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Factbox: How could UK PM Boris Johnson be ousted by unhappy lawmakers?
Factbox: How could UK PM Boris Johnson be ousted by unhappy lawmakers?   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Andrew MacAskill

LONDRES – El primer ministro británico, Boris Johnson, se enfrenta la amenaza de una moción de confianza, ya que otros dos legisladores han sugerido que han perdido la fe en su Gobierno por el escándalo del “partygate”, y un antiguo líder del partido ha dicho que podría ser impugnado la próxima semana.

El diputado conservador John Stevenson dijo que se ha sentido “profundamente decepcionado” por las fiestas, que violaron las normas durante los confinamientos en el país para frenar la propagación del COVID-19, y pidió que el primer ministro se presente a una moción de confianza como una forma de “poner un límite” al asunto.

“Lamentablemente, el primer ministro no parece estar dispuesto a poner fin a la situación”, dijo Stevenson en un comunicado. “Por lo tanto, la única opción es que los diputados conservadores faciliten una moción de confianza. Ya he tomado las medidas oportunas”.

Un informe oficial publicado la semana pasada detallaba una serie de fiestas ilegales en el despacho de Johnson en Downing Street durante los confinamientos por el COVID-19, lo que ha provocado una nueva oleada de peticiones para que el primer ministro conservador dé un paso al costado.

Más de 25 legisladores conservadores han pedido a Johnson que dimita, mientras que al menos otros seis han criticado su conducta, pero no han dicho que deba dimitir.

Si Johnson pierde la moción de confianza, sería destituido como primer ministro.

William Hague, quien lideró el Partido Conservador de 1997 a 2001, dijo que es probable que Johnson se enfrente a una moción de confianza a finales de junio o que podría enfrentarse a una la próxima semana, cuando los miembros del Parlamento vuelvan del receso.

Hague dijo que el informe de un alto funcionario sobre las fiestas ilegales representa una especie de “explosión de mecha lenta” y que como más legisladores conservadores están criticando públicamente a Johnson, “la mecha se está acercando a la dinamita”.

“Johnson está en verdaderos problemas”, dijo a Times Radio. El partido “se está inclinando hacia la próxima semana o cerca de finales de junio, se están inclinando a tener una votación”.

Andrea Leadsom, exministra del Gabinete y quien hizo campaña a favor del “Brexit”, acusó a Johnson de “fallos inaceptables de liderazgo” y dijo que era “extremadamente improbable que los dirigentes de alto rango no fuesen conscientes de lo que estaba pasando”.

Leadsom, exministra de Economía que postuló dos veces a líder del Partido Conservador, no pidió la dimisión de Johnson, pero dijo que los legisladores tendrían que decidir cuál es la mejor manera de restaurar la confianza en el Gobierno.

Se requiere que al menos 54 diputados conservadores soliciten formalmente una moción de confianza al presidente del Comité 1922 del partido para que ocurra una. Las cartas son confidenciales, por lo que sólo el presidente del comité sabe cuántas se han presentado realmente.

Ante la pregunta de si el primer ministro ganaría una moción de censura la próxima semana, el ministro de Ciencia, George Freeman, respondió a Sky News: “Simplemente no lo sé”.

“No sé en qué están los colegas parlamentarios”, dijo.