This content is not available in your region

Sanofi dice que su refuerzo contra el COVID tiene potencial contra variantes principales

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Regeneron buys rights to cancer drug Libtayo from Sanofi
Regeneron buys rights to cancer drug Libtayo from Sanofi   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Ludwig Burger y Tassilo Hummel

PARÍS, 13 jun -La farmacéutica francesa Sanofi afirmó el lunes que una versión mejorada de su vacuna contra el COVID-19, que ha desarrollado conjuntamente con GSK, demostró potencial en dos ensayos para proteger contra las principales variantes de preocupación del coronavirus, incluidas las cepas de ómicron BA.1 y BA.2, cuando se utiliza como dosis de refuerzo.

Mientras la primera inyección experimental contra el COVID-19 de las dos empresas está siendo revisada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), Sanofi y GSK han continuado trabajando en una vacuna moldeada sobre la variante beta, ya implantada, con la esperanza aún de que confiera una amplia protección contra futuras mutaciones víricas.

Sanofi dijo que esta nueva candidata a vacuna demostró aumentar significativamente los niveles de anticuerpos contra una serie de variantes de preocupación, cuando se administró a los participantes del ensayo que recibieron un curso inicial de vacunas de ARNm o ARN mensajero, un tipo desarrollado por BioNTech-Pfizer y Moderna.

En otro ensayo realizado por una red de hospitales franceses, la dosis de refuerzo adaptada a la variante beta de Sanofi desencadenó una respuesta inmunitaria mayor que la vacuna de primera generación de Sanofi o la vacuna establecida de Pfizer-BioNTech en voluntarios previamente vacunados.

“La variante beta expresa mutaciones similares en las múltiples variantes de preocupación, incluida ómicron, lo que la convierte en una fuerte candidata a vacuna para conferir una amplia protección contra múltiples cepas del COVID-19″, dijo Thomas Triomphe, jefe del negocio de vacunas de Sanofi.

Subrayando la necesidad de que los fabricantes de vacunas aborden nuevas variantes de interés en un mercado saturado de vacunas contra el COVID-19, Valneva dijo el viernes que estaba en conversaciones para tratar de salvar un acuerdo de suministro que la Comisión Europea canceló.

El producto de Valneva se basa en el virus original hallado en la ciudad china de Wuhan, al igual que las vacunas de primera generación dominantes de BioNTech-Pfizer y Moderna.