This content is not available in your region

Mueren dos policías en California en una emboscada, según las autoridades

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

Por Kanishka Singh y Brendan O’Brien

15 jun – Dos agentes de policía del sur de California murieron tiroteados cuando respondían a un supuesto apuñalamiento en un motel local, donde fueron emboscados por el sospechoso, que resultó herido de muerte durante el incidente, según las autoridades.

Los agentes del Departamento de Policía de El Monte acudieron el martes a una llamada por violencia doméstica en el Siesta Inn, donde se enfrentaron al sospechoso, que disparó a un agente dentro de una habitación antes de huir al aparcamiento, donde abatió a otro agente, informaron las autoridades durante una rueda de prensa horas después del suceso.

Los dos agentes fueron trasladados al Centro Médico LAC-USC, donde fueron declarados muertos.

“La única manera de sacar el dolor a la muerte es quitarle el amor a la vida y, créanme, ellos eran amados”, dijo el jefe interino de la policía de El Monte, Ben Lowry. “Pagaron el máximo sacrificio sirviendo a su comunidad”.

El sospechoso, un hombre no identificado que también fue alcanzado por los disparos, pereció en el lugar de los hechos, según las autoridades. La policía encontró a una mujer, que se cree que es la novia del sospechoso, en el lugar de los hechos. No había sido apuñalada, dijeron.

La violencia con armas de fuego en Estados Unidos ha sido objeto de escrutinio tras las matanzas del mes pasado en una escuela primaria de Uvalde, Texas, que dejó 19 niños y dos profesores muertos, y en un supermercado de Búfalo, Nueva York, donde murieron 10 personas.

Los nombres de los agentes no se hicieron públicos. Uno era un veterano de 22 años, mientras que el otro llevaba menos de un año en el cuerpo, dijo Lowry. Ambos tenían vínculos familiares en la comunidad de 110.000 habitantes, al este de Los Ángeles.

“Estaban actuando como primera línea de defensa para los miembros de nuestra comunidad cuando fueron emboscados mientras intentaban mantener a una familia a salvo”, dijo la alcaldesa de El Monte, Jessica Ancona.