This content is not available in your region

La UE demanda a Reino Unido tras su plan de anular el acuerdo sobre Irlanda del Norte

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
'Bureaucratic simplifications', Britain to defy EU with new N.Ireland law
'Bureaucratic simplifications', Britain to defy EU with new N.Ireland law   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

BRUSELAS, 15 jun -La Comisión Europea inició el miércoles dos nuevos procedimientos legales contra Reino Unido después de que Londres publicara sus planes para anular algunas normas post-Brexit que rigen el comercio norirlandés, y reactivó otro recurso que había puesto en pausa.

Los procedimientos podrían desembocar en la imposición de multas por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), aunque es probable que éstas se retrasen más de un año.

Londres ha propuesto eliminar algunos controles sobre las mercancías procedentes del resto del Reino Unido que llegan a la provincia británica, y ha cuestionado el papel del TJUE para decidir sobre partes del acuerdo post-Brexit acordado por la UE y Reino Unido.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, que supervisa las relaciones de la UE con Reino Unido, dijo que no hay justificación para cambiar unilateralmente un acuerdo internacional.

“Llamemos a las cosas por su nombre. Esto es ilegal”, dijo en una conferencia de prensa, añadiendo que ensombrece las relaciones con el bloque en un momento en que la cooperación internacional es aún más importante, en referencia a la alianza contra la invasión rusa de Ucrania.

Los tres procedimientos judiciales no están relacionados con los nuevos planes británicos, sino con la creencia de la UE de que Reino Unido no ha aplicado el protocolo que rige el comercio norirlandés.

Las dos nuevas demandas acusan a Reino Unido de no garantizar el personal y la infraestructura adecuados para llevar a cabo los controles en Irlanda del Norte y de no proporcionar a la UE suficientes datos comerciales.

La otra, suspendida hace un año para mejorar el ambiente de las conversaciones, se refiere a la circulación de productos agroalimentarios. Sefcovic dijo que la UE podría llevar el caso ante el TJUE si Reino Unido no resolvía las acusaciones de la UE en el plazo de dos meses.

Sefcovic dijo que Bruselas todavía quería reanudar las conversaciones con Reino Unido para resolver las dificultades de envío de productos británicos a Irlanda del Norte.

“Hemos decidido que nuestra respuesta debe ser medida, debe ser proporcionada. Y no sólo ofrecemos hoy una acción legal, sino que hemos estado concretando lo que podríamos hacer”, dijo.

La provincia británica está en el mercado único de bienes de la UE, lo que significa que las importaciones procedentes del resto del Reino Unido están sujetas a declaraciones aduaneras y a veces requieren controles a su llegada. El acuerdo se estableció para evitar el restablecimiento de los controles fronterizos entre Irlanda del Norte e Irlanda, miembro de la UE, que se suprimieron tras el acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998.

El acuerdo ha enardecido a los partidos unionistas pro-británicos al crear de hecho una frontera en el mar de Irlanda.

La Comisión Europea hizo una serie de propuestas el pasado mes de octubre para aligerar los trámites aduaneros y reducir los controles, y el miércoles publicó un modelo de certificado de tres páginas que acompañaría a los camiones que transporten varias mercancías.

“Ni 300, ni 30, tres. Esto es lo sencillo que es y lo que podemos hacer si trabajamos bien juntos”, dijo Sefcovic, mostrando el certificado.

“Lo que estamos poniendo sobre la mesa está listo”, dijo, en referencia a la promesa preelectoral de 2019 del primer ministro británico, Boris Johnson, sobre la aprobación del acuerdo de divorcio del Brexit, al tiempo que añadió que esta no es una oferta de “lo tomas o lo dejas”.