This content is not available in your region

Rebautizan con el nombre de Khashoggi la calle de la embajada saudí en Washington

Access to the comments Comentarios
Por euronews español  con EFE
euronews_icons_loading
Cartel de la nueva calle Jamal Khashoggi en Washington
Cartel de la nueva calle Jamal Khashoggi en Washington   -   Derechos de autor  MANDEL NGAN/AFP or licensors

El entorno del periodista saudí Jamal Khashoggi, asesinado en 2018, inauguró este miércoles una calle con su nombre junto a la Embajada de Arabia Saudí en Washington y criticó al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por su próximo viaje a Arabia Saudí.

Así se expresaron amigos del periodista en un acto de homenaje en el que se rebautizó un tramo de la calle donde se encuentra la legación con el nombre de Jamal Khashoggi.

En un mensaje dirigido a Biden, la prometida de Khashoggi, Hatice Cengiz, instó al mandatario a preguntar por el paradero del cadáver del periodista "si va a dejar de lado sus principios", al visitar el país árabe y reunirse allí con el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán.

"¿Acaso no se merece un entierro digno?", dijo Cengiz, en el mensaje que fue leído ante la prensa.

"¿Puede preguntar qué pasó con sus asesinos? -siguió Cengiz-. También pregunte por los centenares de prisiones políticos en cárceles saudíes y las víctimas de la represión".

Khashoggi, disidente que residía en Estados Unidos, entró en el consulado saudí en Estambul el 2 de octubre de 2018 para obtener documentación que necesitaba para poder contraer matrimonio con Cengiz, pero nunca volvió a salir del edificio, ni hasta ahora hay rastros de los restos de su cuerpo.

Riad ha admitido que agentes saudíes lo mataron y ha condenado a cinco personas implicadas, sin ofrecer detalles concretos del juicio. Estados Unidos sostiene que Bin Salmán ordenó la ejecución.

Por ello, Cengiz criticó el viaje que emprenderá Biden en julio a Arabia Saudí para reunirse con Bin Salmán, a quien definió como el "verdugo sin corazón" que mató a Khashoggi.

En el evento, estuvo presente la activista yemení y nobel de la Paz Tawakkol Karman, quien consideró que Biden "ha abandonado su compromiso de apoyar los derechos humanos en el mundo".

"Es una vergüenza. La Administración de Biden es una vergüenza. Washington debería dejar de tener relaciones con regímenes dictatoriales", esgrimió Karman.

Por su parte, Nihad Awad, director de la organización Council on American-Islamic Relations (CAIR), celebró que el tramo de la calle donde se ubica la legación diplomática saudí se llame a partir de ahora Jamal Khashoggi, porque cada vez que los diplomáticos "den la dirección de la embajada, van a tener que dar su nombre".

La Casa Blanca anunció el martes que Biden viajará del 15 al 16 de julio a Arabia Saudí, principal productor mundial de petróleo, en un momento de crisis por la subida de los precios del combustible en todo el mundo.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, defendió que Estados Unidos puede abordar "de manera complementaria" el tema de las violaciones de derechos humanos en Arabia Saudí y la cooperación con Riad en materia de seguridad.