This content is not available in your region

Manifestantes indígenas llegan a la capital de Ecuador en rechazo a políticas del gobierno

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Manifestantes indígenas llegan a la capital de Ecuador en rechazo a políticas del gobierno
Manifestantes indígenas llegan a la capital de Ecuador en rechazo a políticas del gobierno   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

QUITO, 19 jun – Cientos de indígenas ingresaron el domingo a la capital de Ecuador, Quito, tras casi una semana de protestas en rechazo a las políticas económicas y sociales del presidente Guillermo Lasso, quien no ha logrado evitar el bloqueo de vías y otros actos de violencia a lo largo del país.

Los indígenas llegaron en camiones y a pie en medio de un estado de excepción decretado por Lasso en tres provincias andinas incluida la de Quito en un intento por frenar las protestas, que se han tornado violentas con retención de uniformados, ataques a fincas de flores y toma de pozos petroleros.

Más manifestantes continuaban llegando a Quito, según un testigo Reuters.

La organización CONAIE confirmó el ingreso de manifestantes a barrios del sur de Quito y dijo que llegaría un mayor número de indígenas a la ciudad.

Las protestas iniciaron el pasado lunes con un pedido de diez puntos, que incluye una reducción del precio de los combustibles, mayor plazo para cubrir las deudas financieras de los pequeños agricultores, limitar la expansión petrolera y minera y mejorar el sistema de salud pública.

Lasso ha llamado al diálogo a los grupos sociales y anunció medidas de compensación para los sectores vulnerables como un subsidio al precio de fertilizantes, mayor presupuesto para la salud y educación indígena y condonación de deudas vencidas por 3.000 dólares.

Aunque las medidas ofrecen algo de ayuda, los manifestantes dicen que no solucionan los problemas económicos que enfrentan miles de familias cada día.

“Hemos venido a resistir sobre una política neoliberal que afecta más y más a los pobres”, dijo el presidente de la organización indígena CONAIE, Leonidas Iza, en una intervención en redes sociales.

El sector privado ha dicho que las pérdidas por la protesta sumaban 50 millones de dólares hasta el viernes, mientras que la petrolera estatal Petroecuador dijo que dejó de producir unos 27.700 barriles de crudo.

Petroecuador declaró el sábado fuerza mayor y caso fortuito para las fases de exploración, explotación, transporte y comercio nacional e internacional, debido a que manifestantes han ingresado de manera violenta a su infraestructura y limitado la operación en varios pozos, dijo en un comunicado.

El gobierno desplegó un fuerte contingente de la fuerza pública en Quito, donde rige un toque de queda nocturno, para evitar el ingreso de los manifestantes.