This content is not available in your region

Algunas subvariantes de ómicron escapan a los anticuerpos de vacuna de Sinopharm -estudio chino

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Algunas subvariantes de ómicron escapan a los anticuerpos de vacuna de Sinopharm -estudio chino
Algunas subvariantes de ómicron escapan a los anticuerpos de vacuna de Sinopharm -estudio chino   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

PEKÍN, 21 jun – Un pequeño estudio chino publicado en la revista The Lancet Infectious Diseases demostró que los anticuerpos neutralizantes contra algunas subvariantes de ómicron eran prácticamente indetectables tras dos dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Sinopharm y que una dosis de refuerzo sólo los restablecía parcialmente.

El estudio se produce en un momento en que China, que sólo ha aprobado vacunas contra el COVID-19 desarrolladas localmente, incluida la vacuna de Sinopharm, se esfuerza por mejorar las tasas de vacunación, manteniendo una política “dinámica de cero contagios” destinada a erradicar todos los brotes, mientras que muchos países han adoptado el enfoque de aprender a vivir con el coronavirus.

La vacuna, BBIBP-CorV, es una de las dos vacunas contra el COVID-19 de Sinopharm aprobadas para su uso en China y es también la principal vacuna que la empresa estatal ha exportado.

Entre los 25 individuos que recibieron dos dosis de la vacuna BBIBP-CorV, la actividad neutralizadora contra subvariantes como la BA.2.12.1 y la BA.4/BA.5 “no era detectable o lo era mínimamente”, señalaron los investigadores en la correspondencia publicada el lunes.

Se observó actividad neutralizadora contra esas subvariantes en sólo el 24-48% de los sujetos que recibieron una inyección de refuerzo de BBIBP-CorV tras una pauta de dos dosis, dijeron los investigadores, citando los resultados de un grupo de 25 participantes.

La tasa mejoró ligeramente, hasta el 30-53%, para los que recibieron una tercera inyección fabricada por una unidad de Chongqing Zhifei Biological Products, otra vacuna aprobada para su uso en China, según los datos de otro grupo de 30 sujetos.

En el estudio no se habló de la eficacia de los refuerzos, un índice que refleja hasta qué punto podían reducir el riesgo de enfermedad o muerte por COVID-19, algo que suele observarse en los grandes ensayos clínicos.