This content is not available in your region

Las medidas de ayuda en España no deben sobrecargar las arcas del Estado -De Cos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Las medidas de ayuda en España deben centrarse en ayudar a familias vulnerables -De Cos
Las medidas de ayuda en España deben centrarse en ayudar a familias vulnerables -De Cos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Jesús Aguado y Emma Pinedo

MADRID, 24 jun -Cualquier nueva medida que adopte España para ayudar a los hogares vulnerables a hacer frente a los altos precios de la energía debería ser más limitada que durante la pandemia del COVID-19 para no agravar los ya elevados niveles de deuda y déficit del país, advirtió el gobernador del Banco de España.

“Nuestro margen fiscal es menor, estamos viviendo un episodio inflacionista al que la política fiscal no debería contribuir”, dijo Pablo Hernández de Cos en un evento financiero el viernes.

El gabinete celebrará una reunión extraordinaria el sábado para aprobar nuevas medidas de ayuda, entre ellas la reducción a la mitad del impuesto sobre el valor añadido que se aplica a las facturas de la electricidad, al 5%, para ayudar a proteger a los consumidores del aumento de los precios de la energía.

El gobierno también tiene previsto aumentar los impuestos a las empresas eléctricas, aunque la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no ha precisado ni la cuantía ni la fecha.

El nuevo conjunto de medidas sigue a un paquete anterior aprobado en marzo, en vigor hasta fines de junio, por valor de 6.000 millones de euros (6.300 millones de dólares) en ayudas directas y recortes fiscales y 10.000 millones de euros en los llamados préstamos blandos para ayudar a empresas y hogares a hacer frente a la subida de los precios de los combustibles.

El jefe del banco central dijo que las medidas fiscales debían centrarse en los hogares más afectados por el choque de precios de la economía y tener un carácter temporal para no perjudicar el déficit estructural.

El nuevo paquete de medidas estará en vigor hasta finales de 2022, dijo el viernes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En marzo, la relación entre la deuda y el PIB de España se situaba en el 117,7% y el Gobierno ha previsto reducir el déficit presupuestario de este año al 5% de la actividad económica desde el 6,9% de 2021.

“En esta segunda crisis, la política fiscal tiene que jugar un papel distinto a la que jugó durante la pandemia”, dijo De Cos.

Para ayudar a las empresas y los hogares a hacer frente a la pandemia del COVID-19, el gobierno español aprobó hasta 140.000 millones de euros en líneas de crédito ICO de organismos estatales en 2020.

A esto le siguió un paquete de ayuda de 11.000 millones de euros para ayudar a sus sectores turístico y hostelero en marzo de 2021.

(1 dólar = 0,9487 euros)