This content is not available in your region

La FAO promueve la gestión como forma de hacer la pesca sostenible en la Conferencia de Lisboa

Access to the comments Comentarios
Por Sérgio Ferreira de Almeida
euronews_icons_loading
La Conferencia de los Océanos de Lisboa
La Conferencia de los Océanos de Lisboa   -   Derechos de autor  Armando Franca/The Associated Press

La creciente demanda de pescado y otros alimentos marinos está cambiando rápidamente el sector de la pesca y la acuicultura. Se espera que el consumo aumente, impulsado principalmente por el rápido incremento de la población. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentó en la Conferencia de los Océanos de Lisboa el último informe sobre el sector pesquero y esbozó un escenario relativamente optimista.

Manuel Barange, director de la División de Pesca y Acuicultura de la FAO, destaca:"Las reservas de peces de mayor tamaño están mejor gestionadas y han mejorado su sostenibilidad de forma muy evidente en la última década, mientras que las reservas más pequeñas en lugares más aislados, quizás sin sistemas de gestión, se están deteriorando. Así que tenemos que asegurarnos de que el 100% de las poblaciones de peces de los lagos, ríos y océanos estén gestionadas, porque sabemos que la gestión funciona. Pero esto es una gran petición".

Esto es más difícil de conseguir en los países menos ricos y en los que la pesca es a menor escala. Margaret Nakato de Katosi Women Development Trust Uganda, señala: "Cualquier programa de sostenibilidad debe tener en cuenta y situar a las comunidades de pequeños pescadores en el centro de la preservación. Y tiene que tener en cuenta los componentes sociales, culturales y económicos de estas comunidades pesqueras para que las medidas que adoptemos sean eficaces. Pero también para que podamos compartir los beneficios de forma equitativa de la conservación de estos recursos".

La ONU considera que el crecimiento de la pesca y la acuicultura es vital para acabar con el hambre y la malnutrición en el mundo, pero es necesaria una mayor regulación y transformación del sector para que no se agoten los recursos de los océanos.