This content is not available in your region

Turquía se convierte en el nuevo refugio de los exiliados rusos

Access to the comments Comentarios
Por  Kristina Jovanovski
euronews_icons_loading
Estambul
Estambul   -   Derechos de autor  Jon Gambrell/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

En las últimas semanas, las búsquedas en internet de términos como vuelos, visados o asilo político han aumentado en concreces en Rusia. Y es que desde que comenzó la invasión de Ucrania miles de ciudadanos han abandonado sus hogares en el país. Algunos, debido a las sanciones económicas y otros, porque temen ser obligados a luchar en el frente. 

Pero muchos, como es el caso del cómico ruso Denis Chuzhoy, decidió exiliarse a Turquía por su oposición al gobierno y a la guerra: "Pensamos que nada bueno le ocurriría a Rusia en los próximos años, así que podríamos empezar una nueva vida en otro país".

¿Por qué Turquía?

Hay varias razones por las que los rusos deciden venir a Estambul tras dejar sus hogares. Aunque otros países han cerrado su espacio aéreo a Rusia, siguen habiendo vuelos directos hasta aquí. Además, pueden permanecer aquí durante meses sin necesidad de visado. Aun así, sigue sin ser fácil.

Mucha gente se marchó porque tenía muchas posibilidades de ser detenida por el mero hecho de decir que la guerra está mal
Eva Rapport
Cofundadora de la rama turca de El Arca

Una vez llegan a Turquía, los exiliados pueden acudir a "El Arca", un grupo de apoyo dedicado ayudar a los inmigrantes rusos que condenan la invasión de Ucrania y financiada por el magnate exiliado Mijaíl Jodorkovski.

Los cofundadores de la rama turca de la organización afirman que han recibido miles de solicitudes de ayuda y que, por el momento, has ayudado a 250 personas.

Eva Rapport, cofundadora de la rama turca de El Arca, explica:"Mucha gente se marchó porque, de lo contrario, tenía muchas posibilidades de ser detenida y de cumplir una pena de prisión por el mero hecho de decir que la guerra está mal y que están en contra de ella. Pero en Turquía no es fácil encontrar un trabajo y el idioma también es un problema".

El dinero de los ciudadanos rusos se está convirtiendo en un apoyo para la frágil economía turca, sobre todo para sostener el sector turístico. Según las estadísticas del gobierno, los rusos fueron los principales compradores extranjeros de inmuebles en mayo.

En busca de un nuevo hogar

Denis planea encontrar un hogar a largo plazo en Estados Unidos o Europa. Pero dice que Estambul le está dando la oportunidad de consolidar su carrera de cómica en inglés. Y está encontrando algo de consuelo a través de sus chistes.

"Cuando escribes chistes, básicamente cuentas los problemas de tu vida. Prácticamente todo tu trabajo es reescribir tu vida para que sea mejor de lo que es en realidad", confiesa el cómico.

Otros de los destinos a los que acuden los exiliados rusos son Israel, Armenia y Georgia, pero estos reconocen que Turquía ofrece una vida más asequible.