Última hora
This content is not available in your region

Huye a Moscú el principal opositor a Lukashenko

euronews_icons_loading
Huye a Moscú el principal opositor a Lukashenko
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Amenazas, detenciones y hostigamiento constante: uno de los principales contrincantes del presidente de Bielorrusia, Aleksander Lukashenko, excluido de las elecciones. Valéry Tsepkalo, se exilió en Moscú con sus hijos y acusó al régimen de perseguir a la oposición. Está convencido de que las elecciones serán manipuladas:"Lukashenko no quiere llevar a cabo unas elecciones limpias. Hace todo lo posible por falsificar el voto, demuestra a la sociedad bielorrusa que falsificará estas elecciones de todas modos, no importa cómo votemos, sacará los resultados que quiera. Y no permite instalar urnas transparentes, cámaras de vigilancia donde la gente puede ver en línea cómo sucede todo, todavía tenemos cajas de madera, viejos métodos de votación y, naturalmente, viejos métodos de manipulación de votos, que va a utilizar. El riesgo de que nos metan en la cárcel, de que inicien el procedimiento de quitarnos a uno de los niños es muy grande. Es bastante obvio que sería una amenaza permanente para mi mujer, que ahora participa activamente en la campaña electoral en nuestro país".

Exembajador de Bielorrusia en Estados Unidos, tuvo noticia de que las autoridades que las autoridades habían iniciado procedimientos para quitarle a sus hijos, para privarlo a él y a su mujer de la patria potestad.

Su mujer, Verónica Tsepkalo junto a Maria Kolesnikova, jefa de campaña de otro opositor, tan clave como prohibido en Bielorrusia, Viktor Babariko, unió fuerzas con la candidata presidencial Svetlana Tikanovskaya.

Reemplazó a su marido, un bloguero con muchos seguidores que fue encarcelado.

La Comisión Electoral Central de Bielorrusia, uno de los países con menor nivel de democracia de Europa, anunció que ha acreditado a más de cuarenta y cinco mil observadores para asegurarse de que la votación no sea manipulada.

La Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE, no supervisará la votación ya que la invitación oficial llegó fuera de plazo. La OSCE ha reclamado reiteradamente a Bielorrusia que cambie sus normas electorales.

La campaña electoral transcurre en medio de numerosas acciones de protesta de la oposición que ya se han saldado con centenares de detenidos. Durante las últimas semanas se han multiplicado las manifestaciones en Bielorrusia que han sido disueltas sin contemplaciones por la policía.