This content is not available in your region

Fuga de cerebros en Turquía: más de 1.000 médicos han abandonado el país este año

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Personal sanitario en Turquía
Personal sanitario en Turquía   -   Derechos de autor  Mehmet Guzel/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved

Médicos, dentistas y cirujanos expresan su hartazgo en una manifestación. El sector médico de Turquía está en crisis y se enfrenta a una creciente fuga de cerebros.

La Asociación Médica Turca da la voz de alarma. Más de 1.000 médicos han abandonado el país este año con la esperanza de mejorar su nivel de vida.

"Casi uno de cada cuatro de mis amigos médicos residentes está estudiando cursos de idiomas. La mayoría estudia alemán. Terminan sus residencias aquí y se van a Alemania como médicos especialistas. Hay una fuga de cerebros muy seria, una fuga de mano de obra muy seria, pero no juzgo a mis amigos porque la profesión no tiene ningún valor real aquí", lamenta Tahsin Cinar, anestesista.

Un médico en Turquía gana una media de 600 euros al mes, apenas el doble del salario mínimo... Una suma que se considera insuficiente frente a la inflación galopante.

Y mientras tanto, el Gobierno no ha tomado ninguna medida para retener a sus médicos.

"Podemos decir que la inflación está directamente relacionada con la fuga de cerebros. Por supuesto, antes de centrarse en la inflación, es necesario centrarse más en las causas de la misma. Lo que crea la inflación es en realidad la mala política económica de Turquía", explica el conomista e investigador de la Universidad de Estambul Enes Ozkan.

Turquía se enfrenta a una crisis económica sin precedentes. En junio, la tasa de inflación a un año superó el 78,62%.