EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La sequía de Hungría vacía varios lagos en el país

Imagen de un lago seco durante la sequía en Hungría.
Imagen de un lago seco durante la sequía en Hungría. Derechos de autor Euronews
Derechos de autor Euronews
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Incluso los mayores lagos húngaros están en peligro. El nivel del lago Velence está bajando un centímetro al día, y ahora está a poco más de 70 centímetros. El lago Fertő también está en niveles récord

PUBLICIDAD

La sequía de Hungría vacía varios lagos en el país. Estas imágenes corresponden al de Vekeri, cerca de la ciudad de Debrecen. Antes repleto de peces, ahora solo se pueden ver este desolador paisaje. El mes pasado cayeron 50 milímetros menos de agua que la media histórica en ese mes, una clara prueba del cambio climático.

Los muelles están encima de una enorme costra de tierra y los vecinos se preguntan cómo es posible que algo así haya sucedido. "Estoy sorprendido. El agua solía ser tan clara... y ahora ni siquiera se puede ver agua”, explica una vecino de la región.

Incluso los mayores lagos húngaros están en peligro. El nivel del lago Velence está bajando un centímetro al día, y ahora está a poco más de 70 centímetros. El lago Fertő también está en niveles récord.

Una seguía que también ha golpeado mucho a la agricultura. Hasta ahora se han secado unas 300.000 hectáreas de cultivos de maíz y 200.000 de girasol, con pérdidas que ascienden a casi 992 millones de euros, Asociación Nacional de Agricultores de Cereales. Por eso, desde la asociación, han tenido que tomar medidas.

"Después de cada operación, sellamos la capa superior del suelo para evitar que esa poca agua se evapore. Por desgracia, este año, no había nada que evaporar, no había reserva. En invierno, el suelo no pudo volver a llenarse de agua como de costumbre”, explica, Tamás Petőházi, presidente de la organización, .

Las pérdidas de cosechas llegan en el peor momento. Los precios ya estaban por las nubes debido a la crisis de Ucrania, y la sequía podía empeorar las cosas.

Los ecologistas advierten: es extremadamente importante gestionar las aguas del país, recoger el agua de lluvia y almacenar el excedente que se produce durante las inundaciones.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Se seca el segundo mayor lago de Bolivia

La ley anti-LGBTIQ húngara acaba en la justicia europea

El viaje de Viktor Orbán a Rusia desata la ira en Bruselas: "No tiene derecho a representar a la UE"