This content is not available in your region

Desde estaciones de metro hasta centros comerciales, Taiwán prepara sus refugios antiaéreos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Desde estaciones de metro hasta centros comerciales, Taiwán prepara sus refugios antiaéreos
Desde estaciones de metro hasta centros comerciales, Taiwán prepara sus refugios antiaéreos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Yimou Lee, Fabian Hamacher y Ann Wang

TAIPÉI, 2 ago – Taiwán está preparando sus refugios antiaéreos, ya que la creciente tensión con China y la invasión rusa de Ucrania hacen temer de nuevo la posibilidad de un ataque chino a la isla democrática.

China considera a Taiwán como territorio propio y ha incrementado la actividad militar en el aire y los mares que la rodean. Taiwán promete defenderse y ha hecho del refuerzo de sus defensas una prioridad, con simulacros regulares de defensa militar y civil.

Los preparativos incluyen la designación de refugios en los que la gente pueda ponerse a cubierto si los misiles chinos empiezan a volar, no en búnkeres construidos expresamente, sino en espacios bajo tierra como sótanos de aparcamientos, el sistema de metro y centros comerciales subterráneos.

La capital, Taipéi, cuenta con más de 4.600 refugios de este tipo que pueden albergar a unos 12 millones de personas, más de cuatro veces su población.

Harmony Wu, de 18 años, se sorprendió al enterarse que una explanada comercial subterránea donde ella y otros jóvenes ensayaban recientemente algunos movimientos de baile se convertiría en un refugio antiaéreo en caso de guerra.

Pero dijo que podía entender el motivo.

“Tener un refugio es muy necesario. No sabemos cuándo puede llegar una guerra y son para mantenernos a salvo”, dijo Wu en el lugar, cerca de una estación de metro de Taipéi.

“La guerra es brutal. Nunca la hemos vivido, así que no estamos preparados”, dijo.

Las autoridades de Taipéi han actualizado su base de datos de refugios designados, poniendo su localización en una aplicación para teléfonos inteligentes y lanzando una campaña en redes sociales y carteles para asegurarse que la gente sepa cómo encontrar el más cercano.

Las entradas a los refugios están marcadas con una etiqueta amarilla, del tamaño de una hoja A4, con el número máximo de personas que puede acoger.

Un alto responsable de la oficina municipal encargada de los refugios dijo que los acontecimientos en Europa habían traído un renovado sentido de urgencia.

“Mira la guerra en Ucrania”, dijo a Reuters Abercrombie Yang, director de la Oficina de Administración de Edificios.

“No hay garantía de que la gente inocente no sea golpeada”, dijo y añadió que por eso había que informar al público.

“Todos los ciudadanos deben tener conciencia de la crisis. (…) Necesitamos los refugios en caso de un ataque de los comunistas chinos”.