This content is not available in your region

Hong Kong suaviza las normas de cuarentena por COVID-19 para las llegadas

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Hong Kong suaviza las normas de cuarentena por COVID-19 para las llegadas
Hong Kong suaviza las normas de cuarentena por COVID-19 para las llegadas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Farah Master y Kiki Lo

HONGKONG, 8 ago – Hong Kong acortará de siete a tres días el periodo de cuarentena obligatoria por COVID-19 en hotel para las personas que entren en su territorio, dando un paso más para la eliminación de las estrictas normas sobre la pandemia que han aislado al centro financiero asiático.

Las medidas entrarán en vigor a partir del viernes, declaró el lunes en una rueda de prensa el líder de la ciudad, John Lee.

Quienes lleguen a Hong Kong tendrán que autocontrolarse durante otros cuatro días, durante los cuales se les prohibirá la entrada a locales como restaurantes y bares.

“Tenemos que encontrar un equilibrio entre el sustento de la gente y la competitividad de Hong Kong para dar a la comunidad el máximo impulso y vitalidad económica”, dijo Lee.

Las personas en cuarentena recibirán un código rojo en una aplicación para móviles establecida por el Gobierno. Este código cambiará a uno amarillo una vez que salgan de la cuarentena, lo que significa que no pueden entrar en locales concurridos.

La cuarentena era anteriormente de tres semanas. En la actualidad, todos los que llegan deben pasar al menos una semana en cuarentena en un hotel y cumplir con frecuentes órdenes de análisis, proporcionar muestras fecales para los bebés y rellenar múltiples formularios.

Las habitaciones son costosas y suelen reservarse con meses de antelación. El pago se realiza por adelantado y no se permiten reembolsos a menos que haya un cambio en la política del Gobierno o una cancelación del vuelo.

La frontera de la ciudad está casi completamente sellada desde 2020 y las llegadas internacionales se enfrentan a duros protocolos de cuarentena y pruebas. Es uno de los últimos lugares del mundo que sigue imponiendo la cuarentena para las llegadas.