This content is not available in your region

Huelga de trabajadores en el mayor puerto de mercancías de Reino Unido

Access to the comments Comentarios
Por Euronews  con Agencia EFE
euronews_icons_loading
Puerto de Felixstowe
Puerto de Felixstowe   -   Derechos de autor  AP

Casi 2.000 trabajadores del puerto inglés de Felixstowe, la mayor instalación de comercio marítimo del Reino Unido y que canaliza casi la mitad del tráfico de contenedores del país, comienzan este domingo una huelga de ocho días para pedir mejores condiciones salariales.

Se trata de la primera medida de fuerza adoptada por los sindicatos en Felixstowe desde 1989, y se une a otras huelgas convocadas en los últimos días por otros sectores, como el ferroviario o el del transporte de metro en Londres.

El parón de este importante puerto británico afectará a sus operaciones desde hoy domingo y hasta el próximo 29 de agosto.

"No tiene nada que ver con una estrategia nacional ni nada por el estilo, es algo que ha sucedido a nivel local y refleja lo que está sucediendo en otros lugares porque la gente de todo el país, creo, está sintiendo lo mismo. Por eso parece estar coordinado, porque la gente en todas partes está sintiendo lo mismo y llegando a la misma conclusión. Ya es suficiente, no vamos a aguantar más esto", explica Miles Hubbard, representante regional del sindicato Unite. 

El gremio ha asegurado que sus representados han rechazado la oferta de un incremento salarial del 7 %, al considerarla "significativamente por debajo" de la inflación, que ascendió en julio al 10,1 %, su nivel más alto en más de 40 años.

La entidad del puerto, por su su parte, indicó en un comunicado que está "decepcionado" por el rechazo del sindicato a su oferta salarial y aunque reconoció que la huelga será un "inconveniente", aseguró que "no será una catástrofe".

Felixstowe, en la costa este de Inglaterra, gestiona cada año 4 millones de TEUs (unidad equivalente a un contenedor de 20 pies) y se beneficia de su cercanía a puertos europeos como Le Havre (Francia), Amberes (Bélgica) y Róterdam (Países Bajos).

Por sus instalaciones pasa además el 60 % del tráfico comercial entre el Reino Unido y Asia. Entre los asalariados llamados a la huelga se incluyen estibadores, operadores de grúa y otra maquinaria.