This content is not available in your region

La Fiscalía pide 12 años de prisión para Kirchner por un supuesto caso de corrupción

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Cristina Fernández Kirchner a la salida de la Corte Federal de Buenos Aires.
Cristina Fernández Kirchner a la salida de la Corte Federal de Buenos Aires.   -   Derechos de autor  AFP

La Fiscalía argentina pide 12 años de cárcel para Cristina Fernández kirchner por, supuestamente, liderar una conspiración que consistió en la adjudicación de 51 contratos de obras públicas para la construcción de carreteras a su amigo Lázaro Báez en el sur de la provincia de Santa Cruz.

Mil millones de dólares. Esa es la cantidad que, según la Fiscalía, habría perdido el Estado argentino por la corrupción y mala praxis de la vicepresidenta del país, Cristina Fernández Kirchner. La vicepresidenta está acusada de administración fraudulenta y de haber encabezado una asociación ilícita junto con su difunto esposo entre 2003 y 2015.

Partidarios y detractores de Kirchner se manifestaban e intercambiaban insultos la noche del lunes frente a la residencia de la vicepresidenta, en el barrio de Recoleta. Para unos, una figura corrupta..."Ha robado, está completamente comprobado. Y sí, considero que tiene que ir presa. Nada más". Para otros, la salvadora de un país..."Sobre Cristina...Cada vez que la quieran tocar vamos a salir a la calle. Porque yo soy parte de una generación a la que le salvó la vida".

Cristina Kirchner levanta en argentina tantos odios como pasiones. La vicepresidenta ha acusado en un mensaje en Twitter a la policía de Buenos Aires de tratar de reprimir quienes acudieron a prestarle su apoyo y ha criticado también a los que fueron a insultarla. No es la primera vez que se enfrenta a la justicia. Desde 2013, Kirchner ha sido investigada hasta en 10 ocasiones. Siempre ha sorteado la prisión preventiva por los fueros que le protegen y en muchas de las causas fue sobreseída.

Aunque Fernández se ha enfrentado a numerosas acusaciones de corrupción por hechos ocurridos mientras estaba en el poder, esta es la primera vez que un juicio contra la ex mandataria llega tan lejos como para que un fiscal solicite formalmente una condena.