This content is not available in your region

Ucrania dice que un ataque ruso mató a 25 civiles en su Día de la Independencia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Ucrania dice que un ataque ruso mató a 22 civiles en su Día de la Independencia
Ucrania dice que un ataque ruso mató a 22 civiles en su Día de la Independencia   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Tom Balmforth y Valentyn Ogirenko

KIEV, 25 ago -Un ataque con misiles rusos mató a 25 civiles e incendió un tren de pasajeros y un área residencial en el este de Ucrania, mientras el país celebraba su Día de la Independencia bajo un intenso bombardeo, según informaron las autoridades de Kiev.

El recuento de muertes aumentó desde las 22 reportadas inicialmente, después del rescate de tres cadáveres de los escombros de la ciudad de Chaplyne tras la finalización de las tareas de rescate, según informó el asesor presidencial Kyrylo Tymoshenko el jueves.

La región de Vishgorod, al norte de Kiev, también fue objeto de ataques con misiles, si bien no se informó de muertes en su territorio, según informó el representante regional Olexiy Kuleba en la aplicación de mensajería Telegram.

Los ataques con misiles y los bombardeos de artillería contra ciudades del frente, como Járkov, Mikoláiv, Nikopol y Dnipro, se produjeron tras las advertencias del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, sobre riesgo de “repugnantes provocaciones rusas” ante el 31º aniversario de la independencia de Ucrania del dominio soviético de Moscú, celebrado el miércoles.

La festividad también coincidió con el sexto mes desde que el ejército ruso invadió Ucrania, desencadenando el conflicto más devastador de Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

El Ministerio de Defensa ruso no hizo ningún comentario inmediato sobre el ataque. En su intervención en Uzbekistán, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, repitió la afirmación de Moscú de haber refrenado deliberadamente lo que denomina una “operación militar especial” en Ucrania para evitar víctimas civiles.

Rusia niega haber atacado a la población civil. También ha dicho que la infraestructura ferroviaria es un objetivo legítimo, ya que sirve para suministrar a Ucrania armas occidentales.

Pese a que las celebraciones del miércoles fueron canceladas en Ucrania, muchas personas marcaron la ocasión vistiendo las tradicionales camisas bordadas del país.

Ucrania declaró su independencia de la desintegrada Unión Soviética en agosto de 1991, y su población votó mayoritariamente por la independencia en un referéndum celebrado en diciembre de ese año.

Las sirenas antiaéreas sonaron al menos siete veces en Kiev durante el miércoles, aunque no hubo ataques. Las autoridades ucranianas indicaron que durante el día sonaron 189 veces las alertas antiaéreas en todo el país, más que en cualquier otro momento durante los seis meses de conflicto.

LEJOS DE LASLÍNEASDELFRENTE

Las fuerzas ucranianas derribaron un avión no tripulado ruso en la región de Vinnytsia, mientras que los misiles rusos cayeron en la zona de Khmelnytskyi, según informaron las autoridades regionales, ambas al oeste de Kiev y a cientos de kilómetros de las líneas del frente. No se informó de daños ni de víctimas.

Citando fuentes locales, la emisora pública Suspilne TV informó a primera hora del jueves de explosiones cerca del puente Antonivsky, que cruza el río Dniéper en la región meridional de Jersón, una importante línea de suministro para las tropas rusas en la zona.

El mando militar del sur de Ucrania también informó de ataques con misiles contra la presa de Nova Kakhovka, en el cruce del río Dniéper, otra importante línea de suministro rusa en la zona de Jersón.

Reuters no pudo verificar estas informaciones.

En una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU celebrada el miércoles, el embajador ruso Vassily Nebenzia repitió la justificación de Moscú para sus acciones, diciendo que su objetivo es “desnazificar y desmilitarizar” Ucrania para eliminar las “obvias” amenazas a la seguridad de Rusia.

La postura de Moscú ha sido rechazada por Ucrania y Occidente como un pretexto sin fundamento para una guerra de corte imperialista.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció la concesión de casi 3.000 millones de dólares en armas y equipos para Ucrania, en el “mayor tramo de ayuda a la seguridad desde Washington hasta la fecha”. Estados Unidos ha comprometido más de 13.500 millones de dólares en ayuda militar a Ucrania.

Rusia ha hecho pocos avances en los últimos meses, después de que sus tropas fueran repelidas de Kiev en las primeras semanas de la guerra.

El máximo responsable de la inteligencia militar ucraniana, Kyrylo Budanov, dijo el miércoles que la ofensiva rusa se está ralentizando debido a la baja moral y al cansancio físico de sus filas, y a la “agotada” base de recursos de Moscú.

Las fuerzas rusas se han apoderado de zonas del sur de Ucrania, incluidas las costas del mar Negro y del mar de Azov, y de grandes extensiones de las provincias de Luhansk y Donetsk, que conforman la región oriental del Dombás.

La guerra ha matado a miles de personas, ha obligado a más de un tercio de los 41 millones de ucranianos a abandonar sus hogares, ha dejado ciudades en ruinas y ha sacudido la economía mundial, creando escasez de cereales esenciales y haciendo subir los precios de la energía.