This content is not available in your region

La italiana Meloni dice que las finanzas públicas estarán seguras en sus manos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
La italiana Meloni dice que las finanzas públicas estarán seguras en sus manos
La italiana Meloni dice que las finanzas públicas estarán seguras en sus manos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Angelo Amante, Giselda Vagnoni y Crispian Balmer

ROMA, 25 ago – Los ambiciosos planes de gasto de la alianza derechista italiana respetarán las normas presupuestarias de la Unión Europea y no supondrán un agujero en las finanzas del país, declaró la jefa del partido que encabeza las encuestas antes de las elecciones nacionales del mes que viene.

La nacionalista Giorgia Meloni, considerada la principal candidata a convertirse en la primera mujer en ocupar el cargo de primer ministro de Italia, dijo que quería centrarse en las inversiones para impulsar un crecimiento económico de Italia crónicamente débil, pero prometió responsabilidad en la gestión de sus cuentas públicas.

“Soy muy prudente (…) Ninguna persona responsable, antes de tener una imagen completa de los recursos que se pueden invertir, puede imaginar el hundimiento de las finanzas del país”, dijo a Reuters en una entrevista en su despacho del Parlamento.

Las elecciones del 25 de septiembre fueron convocadas en julio tras el colapso del gobierno de unidad nacional del primer ministro Mario Draghi.

Los Hermanos de Italia de Meloni constituían la principal oposición a Draghi y los sondeos sugieren que su bloque conservador, que incluye a la Liga y a Forza Italia, se perfila como ganador.

Los inversores veían a Draghi, exjefe del Banco Central Europeo, como un par de manos seguras y su dimisión ha sembrado la incertidumbre. Las apuestas de los inversores contra el mercado de deuda pública de Italia están en su punto más alto desde 2008, según datos de S&P Global Market Intelligence, en una señal de creciente malestar por las perspectivas económicas y políticas de Italia.

El manifiesto de la alianza derechista prometió fuertes recortes de impuestos, jubilaciones anticipadas y amnistías para resolver los conflictos fiscales en curso, que parecen difíciles de aplicar en un país cuya deuda pública se sitúa en el 147% del PIB este año.

“Hemos puesto sobre el papel algunas cosas que dependen de las cuentas del Estado (…) Lo primero que tendríamos que hacer sería la ley de presupuestos y tenemos la clara intención de hacerla dentro de los parámetros que se requieren”, dijo.

Meloni, cuyo partido ha expresado en el pasado opiniones contrarias al euro, se apresura a asegurar a los mercados y a sus socios que, si llega a ser primera ministra, no iniciará una era de conflictos con las instituciones europeas.

“Queremos una actitud italiana diferente en la escena internacional, por ejemplo en el trato con la Comisión Europea, (pero) esto no significa que queramos destruir Europa, que queramos dejarla, que queramos hacer locuras”, dijo.

“Simplemente significa explicar que la defensa del interés nacional es importante para nosotros como lo es para los franceses y para los alemanes”.

Declinó responder a una pregunta sobre las especulaciones de los medios de comunicación sobre un posible papel en un futuro gobierno conservador para el miembro del consejo del BCE Fabio Panetta, pero dijo que es una persona “del más alto nivel”.

Meloni dijo que el pacto de estabilidad y crecimiento de la UE, cuyo objetivo es mantener los déficits presupuestarios por debajo del 3% del PIB y la deuda pública por debajo del 60% del PIB en todo el bloque, no puede ser restablecido tal y como estaba antes de ser suspendido en 2020 debido a la pandemia de coronavirus.

Meloni sugirió que el dinero necesario para frenar el impacto de la crisis energética en las empresas y las familias podría sacarse de esos cálculos.

“En el tema de la energía, se podría ayudar mejor a las naciones que tienen más dificultades por sus deudas pasadas”, dijo.

Meloni descartó cualquier intención de tomar el control total de los grupos energéticos nacionales Eni y Enel como pretende hacer el gobierno francés con EDF, afirmando que las dos empresas están teniendo éxito en su forma actual.

Sin embargo, cree que es obligación del gobierno proteger los activos de relevancia nacional y evitar las adquisiciones por parte de grupos extranjeros.

Hermanos de Italia quiere que el prestamista estatal Cassa Depositi e Prestiti (CDP) se haga con el control del antiguo monopolio telefónico Telecom Italia y gestione su red de banda ancha.

“Mi objetivo es una red estatal no integrada verticalmente y proveedores privados que operen en libre competencia”, dijo Meloni.

El Gobierno saliente también sigue adelante con sus planes de vender una participación mayoritaria en la compañía aérea estatal ITA, una medida a la que se ha opuesto Hermanos de Italia, afirmando que debería ser la próxima administración la que tomara la decisión.

“No sé si todavía hay tiempo (…) He pedido que paren, porque es muy importante entender (…) si es posible mantener una compañía aérea de bandera”, dijo Meloni.