This content is not available in your region

Aumentan las tensiones étnicas en Kosovo mientras Serbia desea más conversaciones

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Serbs may leave Kosovo institutions unless deal is clinched-President Vucic
Serbs may leave Kosovo institutions unless deal is clinched-President Vucic   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

BELGRADO, 26 ago – Las conversaciones sobre el estatus de la etnia serbia en Kosovo no han conseguido aliviar las tensiones —alimentadas por una disputa sobre las matrículas de los coches— entre Belgrado y las autoridades de Pristina, según declaró el viernes el presidente de Serbia.

Aleksandar Vucic dijo que las horas de conversaciones con enviados de la Unión Europea y de Estados Unidos no habían logrado resolver cuestiones importantes que no especificó, y que esperaba que las nuevas conversaciones condujeran a “algún compromiso”.

Tras una sangrienta guerra a finales de la década de 1990, Kosovo, de etnia albanesa, declaró su independencia de Serbia en 2008, algo que Belgrado —con el respaldo de China, Rusia y cinco Estados miembros de la UE— se niega a reconocer.

Belgrado y la minoría serbia de Kosovo, concentrada en el norte del país, reclaman el derecho, en virtud de un acuerdo de 2013, a una asociación de municipios semiautónomos de mayoría serbia, que Pristina se niega a aplicar.

La reanudación de las tensiones ha sido provocada por una directiva de las autoridades kosovares para que los serbios locales cambien las matrículas de sus coches de serbias a kosovares a partir del 1 de septiembre.

Algunos serbios respondieron instalando barricadas y, antes de que las fuerzas de paz de la OTAN supervisaran su retirada, se enfrentaron esporádicamente con la policía y los albaneses locales.

Vucic dijo que las diferencias seguían sin resolverse tras las conversaciones del viernes. Los mediadores se habían reunido antes con autoridades kosovares y representantes serbios de Kosovo.

Vucic dijo que, aunque todavía se necesitan “muchas garantías y mucho trabajo”, las negociaciones iban por “buen camino”.

“Creo que en los próximos días seremos capaces de alcanzar alguna solución de compromiso, al menos un poco, ya que está claro que no puede haber ninguna solución sobre las placas (de matrícula) y algunas otras cuestiones más importantes”, dijo en Instagram.

El mediador de la UE, Miroslav Lajcak, celebró los esfuerzos de Vucic por “apoyar una solución europea” y dijo que las conversaciones continuarían.

En una entrevista con el diario alemán Die Welt, el primer ministro de Kosovo, Albin Kurti, dijo: “Si Serbia acepta prescindir de los controles fronterizos en el futuro, nosotros haremos lo mismo. Entonces no habría nuevas normas el 1 de septiembre”.

El enviado de Estados Unidos, Gabriel Escobar, dijo en una conferencia de prensa que esperaba que las tensiones en el norte de Kosovo no se intensificaran. Tanto Belgrado como Pristina se habían comprometido a no recurrir a la violencia, añadió.

“Todos los elementos del diálogo previamente acordados (…) deben aplicarse, incluida la asociación de municipios serbios”, añadió.

Serbia es candidata a ingresar en la UE, pero debe mejorar sus relaciones con Kosovo antes de que se considere su solicitud.