This content is not available in your region

Ucrania dice haber recuperado cientos de localidades y más de 6 000 kilómetros cuadrados

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
Recogen a un soldado herido en el frente
Recogen a un soldado herido en el frente   -   Derechos de autor  AP Photo/Kostiantyn Liberov

Quema de banderas y retirada carteles nacionalistas rusos de las calles de las 300 localidades que dice haber recuperado Ucrania en Járkov. El objetivo de las fuerzas ucranianas es proseguir con la contraofensiva hasta retomar por completo la provincia oriental.

 El presidente Volodímir Zelenski ha señalado que Ucrania ha recuperado más de 6000 kilómetros cuadrados de su territorio en el este y en el sur del país. En la huida que Rusia denomina reagrupación, las tropas rusas dejaron atrás mucho material, municiones, tanques y diferentes medios de transporte.

Según el Ejército ucraniano, los rusos también han dejado los territorios sembrados de minas y cadáveres. 

El Ministerio de Defensa ruso, por su parte envía otro mensaje distinto, señalando que Rusia ha realizado lanzamientos de ataques "masivos" de alta precisión en todas las direcciones operativas. 

El portavoz del ministerio, Igor Konashenkov, ha destacado que como resultado las pérdidas diarias de militares ucranianos y mercenarios superaron las 800 personas entre muertos y heridos. 

¿Hacia una amplia movilización en Rusia?

La reciente victoria ucraniana en el este del país ha sacado a primer plano el tema de una amplia movilización en Rusia y reavivado las polémicas al respecto.

"Una operación militar puede ser detenida en cualquier momento. La guerra no se puede detener, termina con la victoria o con la derrota. Me refiero a que estamos en guerra y no tenemos derecho a perderla", declaró hoy el líder de los comunistas rusos, Guennadi Ziugánov.

Por ello, defendió que "es necesaria una movilización total del país".

Esa opinión es compartida por muchos expertos y blogueros militares rusos: el líder chechén, Ramzán Kadírov, criticó los errores cometidos en el campo de batalla y se mostró dispuesto a enviar a 10.000 hombres al frente.

Los prorrusos destacaron que las fuerzas ucranianas en Járkov eran ocho veces mayores que las rusas.

"En estos momentos no estamos hablando de esto", de una movilización, afirmó por su parte Dmitri Peskov, el portavoz del Kremlin, durante su rueda de prensa telefónica diaria.

Según la prensa, el presidente ruso, Vladímir Putin, considera que la mayoría de los rusos no está dispuesta a enviar a sus hijos a combatir en Ucrania.

Decenas de miles de rusos firman para que vaya un impopular gobernador a la guerra

Decenas de miles de rusos han firmado ya una petición pública para que el impopular gobernador de la región de Jabárovsk, Mijaíl Degtiariov, deje el cargo y acuda a combatir en Ucrania.

"Estamos orgullosos y agradecidos. ¡Bravo, chicos! Yo mismo iría con placer, pero no se puede. Tengo exención por ser gobernador (...). No puedo abandonar el puesto, que si no...", dijo la pasada semana Degtiarov, miembro del ultranacionalista Partido Liberal Democrático.

Seguidamente, sus conciudadanos comenzaron a recabar firmas para que el gobernador pueda "cumplir su sueño: viajar al frente para participar en acciones militares en la vanguardia".

En estos momentos la petición en la web change.org ya ha sido firmada por más de 33.600 personas, que abogan porque el funcionario abandone el cargo que asumió hace un año tras detención por asesinato del gobernador, Serguéi Furgal.

La detención de Furgal por cargos que sus partidarios consideraron fabricados provocó hace dos años multitudinarias protestas en la ciudad del lejano oriente ruso.

Degtiarov, de 41 años, aseguró también que la región limítrofe con China ha formado dos batallones de voluntarios, la alternativa elegida por el Kremlin para evitar la movilización general.

Cada vez son más las voces que abogan por una movilización, especialmente después de la reciente retirada rusa de la región ucraniana de Járkov, aunque el Kremlin aseguró este martes que dicho asunto no está en la agenda del presidente, Vladímir Putin.