ANÁLISIS-Es improbable que Lula repita el financiamiento a préstamos de bancos estatales de Brasil

ANÁLISIS-Es improbable que Lula repita el financiamiento a préstamos de bancos estatales de Brasil
ANÁLISIS-Es improbable que Lula repita el financiamiento a préstamos de bancos estatales de Brasil Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Aluisio Alves

SAO PAULO, 15 sep - Durante más de una década en el poder, el izquierdista brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y su sucesora designada utilizaron los bancos estatales para fortalecer a compañías "campeonas nacionales" y los principales sectores que su Partido de los Trabajadores consideraba esenciales para la economía.

Los sondeos de opinión muestran que Lula volvería a ocupar la presidencia en las elecciones de octubre, pero sus asesores y los ejecutivos financieros del sector privado ven poco espacio para que el banco de desarrollo BNDES o los bancos minoristas Banco do Brasil y Caixa Económica Federal vuelvan a abrir la válvula de los préstamos en la misma escala que antes.

Lula y la expresidenta Dilma Rousseff impulsaron políticas de crédito agresivas al inyectar unos 500.000 millones de reales (96.500 millones de dólares) en los tres prestamistas estatales entre 2008 y 2014. Los bancos aún deben devolver al Tesoro unos 150.000 millones de reales.

Las actuales restricciones presupuestarias, las normas de gobernanza y los mayores requisitos de cumplimiento, junto con el reconocimiento de que los préstamos respaldados por el gobierno deben ir a las pequeñas empresas y a la infraestructura en lugar de a los grandes conglomerados, deberían impedir un retorno a las políticas anteriores, dijeron economistas.

"No hay mucho espacio presupuestario para inyectar efectivo en los bancos", dijo Roberto Troster, execonomista del mayor grupo del sector bancario de Brasil, Febraban. Dos ejecutivos en funciones y dos exejecutivos de bancos controlados por el Estado se hicieron eco de esa opinión, pero pidieron el anonimato.

Una fuente cercana al BNDES dijo que el modelo de crédito subvencionado que en su día favorecieron los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) reduciría la capacidad del banco central para combatir la inflación, una prioridad urgente para el próximo gobierno. La historia reciente muestra cómo otra oleada de préstamos aumentaría el déficit presupuestario y reduciría el efecto de la política monetaria con el crédito subvencionado.

Incluso los miembros de la campaña de Lula restan importancia a las posibilidades de que el gobierno financie otra oleada de préstamos públicos.

"No esperamos nuevas transferencias del Tesoro a los bancos", dijo Guido Mantega, quien fue ministro de Hacienda con Lula y asesora a su campaña en materia de política económica.

TENSIONES

Bajo Lula y Rousseff, los bancos estatales inyectaron miles de millones de dólares en préstamos a grandes empresas consideradas "campeonas nacionales", como el procesador de carne JBS SA. Esa política de concentración del riesgo en un pequeño número de clientes provocó tensiones entre la Caixa y el BNDES y sus auditores sobre cómo contabilizar las pérdidas en los préstamos a algunas empresas y proyectos.

"Las prioridades son diferentes hoy", dijo un vicepresidente del Banco do Brasil, señalando un reconocimiento por parte de las campañas tanto de Lula como del presidente de derecha Jair Bolsonaro de la importancia de los préstamos a las pequeñas y medianas empresas.

Eso estaría en línea con las políticas de Bolsonaro, cuyos asesores han dicho que los préstamos a las PYMEs seguirían siendo una prioridad en un hipotético segundo mandato.

En un evento reciente, el presidente del BNDES, Gustavo Mantezano, dijo que "prestar 1.000 millones de reales a las pequeñas empresas trae más desarrollo y votos que prestar 10.000 millones de reales a las grandes corporaciones".

Los bancos controlados por el Estado ya han aumentado los préstamos a las PYME, en parte como forma de suavizar el impacto de la pandemia del COVID-19 en el empleo. "Los bancos controlados por el Estado deberían estar en áreas que no están bien cubiertas por el sector privado, como los préstamos a las PYMEs", dijo Guilherme Mello, otro asesor de la campaña de Lula.

Mello dijo que se opone a revivir la antigua política del PT de utilizar los bancos controlados por el Estado para tratar de bajar los costos de los préstamos en general. "La agenda para reducir el costo del crédito es mucho más amplia que esto", dijo, declinando ser más específico.

UN ENFOQUE DIFERENTE

También se espera un enfoque diferente para la financiación de infraestructuras, aunque todavía falta capital estatal para este tipo de proyectos. La mayoría de los ejecutivos de finanzas dijeron que el BNDES ha mejorado su modelo de financiación, estructurando proyectos en lugar de financiarlos directamente con préstamos subvencionados.

"Que el BNDES vuelva a financiar sería un paso atrás, las subvenciones distorsionan la viabilidad de los proyectos", dijo Karin Yamauti Hatanaka, socia de infraestructuras del bufete de abogados TozziniFreire.

El BNDES podría utilizar su propio capital para proyectos en los que no hay interés del sector privado, como la construcción de prisiones, escuelas y alumbrado público, dijeron otros ejecutivos.

"Tenemos que encontrar un punto medio", dijo el director de infraestructuras del Banco Fator, Ewerton Henriques.

Desde 2018, mientras cosechaba 80.000 millones de reales vendiendo participaciones en empresas como Petrobras y JBS, el BNDES ha disfrutado de una mayor rentabilidad que incluso algunos bancos privados. Por ahora, eso le da más espacio para financiar esos proyectos sin necesitar capital fresco del gobierno.

El exministro de Finanzas Mantega dijo que los gobiernos del PT habían utilizado el Tesoro para financiar el BNDES durante la crisis financiera de 2009, pero que era poco probable que repitieran esa medida. Agregó que está a favor de que el BNDES vuelva a centrarse en proyectos a largo plazo que tengan problemas para obtener fondos de prestamistas privados.

Roberto Guimaraes, director de la Asociación Brasileña de la Industria Pesada (ABDIB), dijo que hay "lagunas de inversión" en áreas como el transporte, el saneamiento y la movilidad urbana.

Esta opinión es compartida por algunos directores del BNDES, según dos fuentes, y la dirección está dispuesta a adoptar un enfoque más activo en algunos proyectos de infraestructura que no han logrado atraer el interés de los inversores privados.

(1 dólar = 5,1849 reales)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Blinken advierte que "podría ser demasiado tarde" si no se aprueba la ayuda a Ucrania en el Congreso

Orbán en la apertura de campaña de Fidesz: "Lo que hace Bruselas es jugar con fuego, tentar a Dios"

El supuesto ataque israelí a una zona estratégica de Irán fue arriesgado, según analistas