This content is not available in your region

Mexicanos reviven el miedo del pasado con el tercer terremoto del 19 de septiembre

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP, EFE
euronews_icons_loading
Las autoridades mexicanas reportaron daños menores en el patrimonio cultural de 4 estados, una persona fallecida, un lesionado y daños estructurales
Las autoridades mexicanas reportaron daños menores en el patrimonio cultural de 4 estados, una persona fallecida, un lesionado y daños estructurales   -   Derechos de autor  Fernando Llano/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

El potente terremoto que sacudió la costa occidental de México mientras que el país conmemoraba el aniversario de otros dos terremotos devastadores, revivió el miedo, y aumentó la desconfianza hacia la infraestructura nacional.

Las autoridades mexicanas reportaron daños menores en el patrimonio cultural de 4 estados, una persona fallecida, un lesionado, daños estructurales y fallas en el servicio eléctrico.

De acuerdo con el reporte preliminar de la Secretaría de Cultura del Gobierno federal, los estados con mayores secuelas en el patrimonio mexicano son Michoacán, Colima, Jalisco y Nayarit.

"Siempre puede volver a temblar, como puede volver a temblar en la noche, como puede volver a temblar en 5 años, pero en todo momento debemos de estar sensibilizados, preparados, y no olvidar", declaró Humberto González, funcionario de Protección Civil.

Según cifras oficiales el evento fue percibido por aproximadamente 48 millones de mexicanos y los estados mexicanos más afectados fueron Michoacán y Colima.

Una fecha fatal

Menos de una hora antes del sismo de 7,7 grados de magnitud, el país había realizado un simulacro oficial nacional, que se realiza todos los 19 de septiembre para fomentar la prevención.

Este es el tercer sismo que se registra un 19 de septiembre en la historia de México (desde que se llevan registros) luego del ocurrido en 1985, con magnitud de 8,1 y que dejó más de 10.000 muertos, la gran mayoría en la capital.

La misma fecha de 2017 otro sismo de 7,1 golpeó el centro del país, con un saldo de 369 fallecidos.

También fue la ocasión para que los familiares de las víctimas, y personas que perdieron sus hogares, manifestaran para exigir al gobierno una mejor reacción después del sismo, como estudios de suelo y la construcción de mejores viviendas.

"Abrazar a todos los damnificados, porque la alerta sísmica, ya no sabemos como se va a mover la tierra, pero el solo sonido nos pone muy mal, muy tristes, muy desesperados, muy llenos de miedo nuevamente", dijo Karina Solís, familiar de una víctima del terremoto de 2017.