La Audiencia Nacional envía a prisión a nueve detenidos por su presunta relación con el Daésh

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  con EFE
Dos jueces de la Audiencia Nacional envían a prisión a nueve detenidos en Melilla, Granada y Zaragoza por su presunta vinculación con la organización terrorista Daésh.
Dos jueces de la Audiencia Nacional envían a prisión a nueve detenidos en Melilla, Granada y Zaragoza por su presunta vinculación con la organización terrorista Daésh.   -   Derechos de autor  Policía Nacional

En España, dos jueces de la Audiencia Nacional envían a prisión a nueve detenidos en Melilla, Granada y Zaragoza por su presunta vinculación con la organización terrorista Daésh.

El pasado 4 de octubre, la Policía Nacional y la policía marroquí desplegaron una operación conjunta para desmantelar una célula yihadista, en la que fueron detenidas 14 personas.

A los detenidos se les acusa de crear, editar y difundir contenido audiovisual de carácter radical en redes sociales.

En Melilla detuvieron a diez personas, ocho hombres y en Granada a otro. Estos nueve compadecieron ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2, Ismael Moreno; quien ha ordenado prisión preventiva para siete de ellos. Moreno le ha impuesto la prohibición de salir de España y comparecencias en el juzgado a los otros dos.

Este mismo magistrado ha decretado también el ingreso en prisión provisional de otro detenido en Zaragoza por delitos de yihadismo.

En la operación de Melilla también fueron arrestadas dos chicas por un asunto que investiga el titular del Juzgado Central número 5, Santiago Pedraz. Este ha decretado el ingreso en prisión de una de ellas y a otra le ha impuesto la prohibición de salir de España y comparecencia en el juzgado.

En Marruecos, las autoridades detuvieron a dos personas en la ciudad de Nador. Con esto consiguieron desmantelar una célula vinculada al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Todo esto ha ocurrido dentro del marco de la Operación Talikodos que ha permitido constatar la existencia de un grupo de personas dedicadas a crear, editar y difundir contenido audiovisual de carácter radical en redes sociales, y la Operación Marzu, en la que se detectó a dos mujeres que también difundían contenidos yihadistas que incitaban a la comisión de acciones violentas.