This content is not available in your region

El Consejo de Derechos Humanos investigará Las denuncias de abusos de derechos en Rusia

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  con AP
Desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania, miles de personas han sido detenidas por protestar contra la guerra y la reciente movilización parcial.
Desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania, miles de personas han sido detenidas por protestar contra la guerra y la reciente movilización parcial.   -   Derechos de autor  AP/Copyright 2022 The AP.   -  

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha votado a favor de nombrar un supervisor para que examine las denuncias de abusos de derechos en Rusia. Todos los países miembros de la Unión Europea, excepto Hungría, presentaron esta medida.

De los 47 miembros del Consejo de Derechos Humanos, 17 votaron a favor y 6 en contra. Veinticuatro países se han abstenido, lo que refleja en parte las dudas sobre la autorización de un relator especial para un país que se oponía a la iniciativa: sobre si Rusia permitiría que un relator especial visitara el país.

Esta es la primera vez que se nombra un relator especial para investigar cuestiones de derechos en un miembro permanente del Consejo de Seguridad.

Mirk Bichler, embajador de Luxemburgo en el Consejo de Derechos Humanos, dijo durante la reunión:

"Llevamos años viendo el deterioro constante de la situación de los derechos humanos en la Federación Rusa, que se ha acelerado en los últimos meses. Las recientes leyes draconianas, destinadas a callar a los medios de comunicación independientes y a las organizaciones consideradas "indeseables", las duras sanciones a quien cuestione al gobierno, o el gran número de personas detenidas en relación con las manifestaciones, son algunos ejemplos recientes de una política sistemática de represión".

Desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania, miles de personas han sido detenidas por protestar contra la guerra y la reciente movilización parcial.

La votación de la ONU ha coincidido el mismo día que la organización de derechos humanos rusa, Memorial, ha ganado el Premio Nobel de la Paz.

El embajador ruso de la ONU en Ginebra ha condenado la medida y la ha calificado como un documento "despreciable", destinado a presionar a su país.