El Supremo de Reino Unido estudiará la petición de independencia de Escocia

El Supremo de Reino Unido estudiará la petición de independencia de Escocia
El Supremo de Reino Unido estudiará la petición de independencia de Escocia Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Michael Holden

LONDRES, 7 oct - La batalla por la celebración de un segundo referéndum de independencia en Escocia se traslada a la máxima instancia judicial británica la próxima semana, cuando ésta escuche los argumentos para permitir una votación de secesión dentro de un año sin la aprobación de la primera ministra británica Liz Truss y su Gobierno.

El Tribunal Supremo del Reino Unido debe decidir si el Gobierno semiautónomo escocés, dirigido por el Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés) con el apoyo de los Verdes escoceses, que también apoyan la independencia, puede seguir adelante con sus planes de celebrar un referéndum sin el consentimiento del Parlamento británico.

Está en juego el futuro mismo del Reino Unido. Las encuestas sugieren que el resultado de cualquier votación sobre la ruptura de la unión de tres siglos de Escocia con Inglaterra sería muy ajustado.

"La legalidad o no del referéndum debe establecerse como una cuestión de hecho, no sólo de opinión", dijo la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, cuando anunció los planes para la votación en junio. "Debemos establecer una base legal".

En un plebiscito de 2014, que el Gobierno británico aprobó, los escoceses rechazaron la independencia por 55%-45%.

Pero, el SNP argumenta que el voto a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, dos años después, supuso un cambio de juego, ya que una clara mayoría en Escocia se opuso al Brexit. Uno de los principales argumentos esgrimidos por los opositores a la ruptura en 2014 era que una Escocia independiente no podría ingresar en la UE.

No obstante, el Gobierno de Westminster se ha mantenido firme en que no debe haber una segunda votación.

"Tengo muy claro que en 2014, cuando hubo un referéndum, dijimos que era una vez en una generación. Tengo muy claro que no debería haber otro referéndum antes de que esa generación termine", dijo Truss el lunes.

Sturgeon argumenta que, como los votantes respaldaron a los partidos independentistas en las elecciones al Parlamento escocés del año pasado, había un mandato para que presentaran un proyecto de ley para celebrar un referéndum el 19 de octubre de 2023.

Pero ha reconocido que cualquier paso hacia la independencia tiene que ser legal y reconocido internacionalmente. Dijo que la votación del año que viene sería consultiva, no autoejecutable, y que requeriría una nueva legislación tanto del Parlamento británico como del escocés para que Escocia se independizara.

Los nacionalistas escoceses tendrán presente el destino de los separatistas catalanes que declararon unilateralmente la independencia de España en 2017. Los tribunales españoles declararon el movimiento ilegal, y el intento de secesión fracasó.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Europa, la nueva obsesión de los narcotraficantes

‘Caso Koldo’: ¿Cómo puede afectar la sombra de la corrupción al Gobierno de Pedro Sánchez?

Macron inaugura la Villa Olímpica de París 2024