Los países del sur de Europa piden "solidaridad obligatoria" ante la crisis migratoria

Access to the comments Comentarios
Por Apostolos Staikos
Los ministros del EUMED 5 reunidos en Pafos, Grecia
Los ministros del EUMED 5 reunidos en Pafos, Grecia   -   Derechos de autor  Euronews

''Solidaridad obligatoria'' entre los Estados miembros de la UE. Esa es la petición de los países del Sur de Europa, reunidos en Pafos para la cuarta reunión ministerial del MED 5.

Los ministros de Interior, Migración y Asilo de Chipre, Grecia, Malta y España recordaron también que son guardianes de las fronteras exteriores de la Unión Europea.

"Hacemos un llamamiento a la Comisión Europea y al Consejo para que reconozcan por fin el aumento de las funciones asignadas a los Estados miembros de primera línea. Es esencial prever un mecanismo de solidaridad eficaz, previsible y obligatorio que refleje la necesidad sobre el terreno", ha dicho el ministro del Interior de Chipre Nicos Nouris.

El MED 5 sugiere que, debido a la agresión en curso contra Ucrania, pero también a la inestabilidad general en la región, las fronteras exteriores de la Unión deben protegerse de las amenazas híbridas.

También criticaron las tácticas de instrumentalización aplicadas por algunos países vecinos, en referencia a Turquía.

El ministro del Interior de Malta Byron Camilleri ha recordado que "el impacto de la guerra y el aumento de los precios de los productos básicos han dado lugar a una nueva ola de migrantes económicos. Los emigrantes subsaharianos que originalmente buscaban empleo en Libia, recurren a los contrabandistas cuando las cosas no salen como estaban previstas. La gente está muriendo a nuestro alrededor. Una tragedia tras otra. Del Líbano al Atlántico".

"Los países del sur de Europa sabemos que ningún sistema puede funcionar si el peso de la responsabilidad sigue recayendo casi exclusivamente en los países de primera entrada. Los acontecimientos de los últimos meses deberían dejar esta realidad cada vez más clara a todos los Estados de la UE", ha añadido el español Fernando Grande-Marlaska.

Desde 2015 hasta hoy, los países del Sur han recibido importantes fondos para gestionar el gran número de refugiados y migrantes que recibieron. Sin embargo, muchos creen que este dinero se dio para que el Sur se convirtiera en una gran prisión, donde la gente llega y queda atrapada. El MED 5 sostiene que se trata de un reto común y que todos los países deben asumir sus responsabilidades.