La crisis energética provocada por la guerra de Ucrania acelerará la transición ecológica - AIE

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
La crisis energética provocada por la guerra de Ucrania acelerará la transición ecológica - AIE
La crisis energética provocada por la guerra de Ucrania acelerará la transición ecológica - AIE   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Noah Browning

LONDRES, 27 oct – La caída de las exportaciones rusas de combustibles fósiles tras su invasión de Ucrania este año transformará el panorama energético mundial durante décadas y puede contribuir a acelerar una transición energética ecológica, según afirmó el jueves la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

El informe anual de la AIE, Perspectivas de la Energía en el Mundo, reconoce el impacto económico que supone la reducción de los suministros de petróleo, gas natural y carbón rusos, pero mantiene un escenario medioambiental óptimo en el que no es necesario invertir en nuevos proyectos de combustibles fósiles.

El informe de la AIE afirma que la crisis energética mundial está provocando cambios profundos y duraderos que podrían acelerar la transición hacia un sistema energético más sostenible y seguro.

“Los mercados y las políticas energéticas han cambiado como resultado de la invasión de Rusia en Ucrania, no sólo por el momento, sino por las décadas venideras”, dijo el director de la AIE, Fatih Birol.

“El mundo de la energía está cambiando dramáticamente ante nuestros ojos. Las respuestas de los Gobiernos de todo el mundo prometen hacer de este un punto de inflexión histórico y definitivo hacia un sistema energético más limpio, más asequible y más seguro”, añadió Birol.

Las lagunas a corto plazo creadas por la reducción de los suministros de combustibles fósiles procedentes de Rusia tendrán que ser cubiertas desde otros lugares.

Los mejores candidatos son los proyectos con “plazos de entrega cortos”, que permiten comercializar rápidamente los suministros de petróleo y gas sin generar una dependencia.

La inversión mundial en energías limpias aumentará a más de 2 billones de dólares al año en 2030, la mitad de los niveles actuales, mientras que “los mercados energéticos internacionales sufrirán una profunda reorientación en la década de 2020, a medida que los países se ajusten a la ruptura de los flujos (energéticos) entre Rusia y Europa, según la AIE”.

El año pasado, la AIE sorprendió a la industria energética al afirmar que la reducción de la demanda y el aumento de los combustibles de bajas emisiones hacían innecesarios los nuevos yacimientos de petróleo y gas más allá de 2021 en su escenario de cero emisiones netas, que sería el más respetuoso con el clima.