La zona china que alberga la principal fábrica del iPhone de Apple impone un nuevo confinamiento

La zona china que alberga la principal fábrica del iPhone de Apple impone un nuevo confinamiento
La zona china que alberga la principal fábrica del iPhone de Apple impone un nuevo confinamiento Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Brenda Goh

2 nov - Un polígono industrial chino que alberga una fábrica de iPhone perteneciente a Foxconn anunció el miércoles un nuevo confinamiento por el COVID-19, lo que suscita dudas sobre su impacto en los esfuerzos del proveedor de Apple por sofocar el descontento en la fábrica.

La Zona Económica Aeroportuaria de Zhengzhou, en el centro de China, dijo que impondría medidas de "gestión silenciosa" con efecto inmediato, entre las que se incluye la prohibición de salir a la calle a todos los residentes y la autorización de circular sólo a los vehículos autorizados. Las medidas se mantendrán hasta el 9 de noviembre.

Foxconn, formalmente Hon Hai Precision Industry Co Ltd, es el mayor fabricante de iPhone de Apple y produce el 70% de los envíos de iPhone a nivel mundial. Fabrica la mayoría de los teléfonos en la planta de Zhengzhou, donde emplea a unas 200.000 personas, aunque tiene otros centros de producción más pequeños en India y el sur de China.

El aviso del parque industrial no especificó cómo se podrían aplicar las medidas a Foxconn.

Foxconn dijo a Reuters en un comunicado que su campus allí seguía operando bajo un régimen "de circuito cerrado", en referencia a un mecanismo tipo burbuja comúnmente impuesto como parte de las medidas de prevención del coronavirus en China, donde los empleados duermen, viven y trabajan aislados del resto del mundo.

Apple no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Foxconn ha estado trabajando para retener al personal y suavizar las tensiones en la fábrica, después de que los trabajadores se quejaran de su trato y disposiciones bajo las medidas de prevención del COVID-19. Varios empleados también huyeron de la fábrica, lo que llevó a Foxconn a ofrecer generosas bonificaciones para retener al personal.

El parque también se cerró a finales de abril durante 14 días. Foxconn dijo entonces que su producción en la planta era normal.

El confinamiento del miércoles supone un nuevo endurecimiento de las medidas en Zhengzhou, que el día anterior levantó inesperadamente un confinamiento parcial de sus casi 13 millones de habitantes. La ciudad informó de 358 casos de transmisión local el martes, frente a los 95 del día anterior.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Europa, la nueva obsesión de los narcotraficantes

‘Caso Koldo’: ¿Cómo puede afectar la sombra de la corrupción al Gobierno de Pedro Sánchez?

Macron inaugura la Villa Olímpica de París 2024