Macron y Xi quieren una desescalada en el conflicto de Ucrania -Elíseo

Macron y Xi quieren una desescalada en el conflicto de Ucrania -Elíseo
Macron y Xi quieren una desescalada en el conflicto de Ucrania -Elíseo Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

PARÍS, 15 nov - El presidente francés, Emmanuel Macron, y el presidente chino, Xi Jinping, acordaron este martes que es urgente desescalar el conflicto en Ucrania y reafirmaron su posición de evitar el uso de armas nucleares en ese país, informó la Presidencia francesa.

"Los dos jefes de Estado reafirmaron su compromiso de respetar la integridad territorial y la soberanía de Ucrania y acordaron que era urgente desescalar (el conflicto)", dijo el comunicado del Palacio del Elíseo después de que los dos líderes se reunieran en la cumbre del G20 en Bali, Indonesia.

Xi dijo que China y Francia deben profundizar en la cooperación y promover el progreso en las áreas tradicionales, pero también deben respetar los intereses fundamentales y las principales preocupaciones de cada uno, informaron los medios estatales chinos.

China también espera que Francia pueda proporcionar un entorno empresarial más justo y no discriminatorio para las empresas chinas en Francia, dijo Xi a Macron.

La estrecha cooperación entre Francia y China fue clave para superar las consecuencias de la guerra en Ucrania, dijo Macron antes en Twitter.

"Acabar con la escalada y afrontar las consecuencias de la guerra en Ucrania, apoyar a las economías más vulnerables, descarbonizar nuestras economías y actuar para proteger la biodiversidad: Francia y China están decididas", escribió Macron.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Blinken advierte que "podría ser demasiado tarde" si no se aprueba la ayuda a Ucrania en el Congreso

Orbán en la apertura de campaña de Fidesz: "Lo que hace Bruselas es jugar con fuego, tentar a Dios"

El supuesto ataque israelí a una zona estratégica de Irán fue arriesgado, según analistas