Ucrania | El invierno será una "amenaza mortal" para millones de ucranianos, según la OMS

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
Colas de habitantes de Jersón que esperan para recibir comida y ropa de abrigo
Colas de habitantes de Jersón que esperan para recibir comida y ropa de abrigo   -   Derechos de autor  Bernat Armangue/Copyright 2022 The AP. All rights reserved.

_"Lo superaremos todo. Sobreviviremos. Venceremos. Podemos quedarnos sin dinero, sin gasolina, sin agua caliente, sin electricidad, pero no sin libertad"._Esas han sido las palabras del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, con motivo del Día de la Libertad y la Dignidad, que recuerda a las víctimas de la revolución de Maidán.

En este Día de la Libertad y la Dignidad, Ucrania recuerda a los murieron en la revolución de Maidán, las protestas proeuropeas de 2013 y 2014, que llevaron a la caída del presidente prorruso Víktor Janukovich. Un día, por tanto, cargado de significado, en plena guerra con Rusia. 

Zelenski ha acudido junto a su esposa a rendir homenaje a los que en Ucrania se conocen como los héroes de la Centena Celestial. El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, ha establecido un paralelismo entre esos héroes y los que "hoy defienden la libertad de nuestro país".

La OMS alerta de que el invierno supondrá una "amenaza mortal" para millones de ucranianos

En Jersón, las celebraciones por la liberación de la ciudad han dejado paso a imágenes muy diferentes, las de colas de habitantes esperando para conseguir comida y ropa de abrigo, pues la ciudad depende en estos momentos por completo de la ayuda exterior.

Una mujer y su hijo muestran lo que han conseguido: "Manzanas y galletas", dicen. ¿Y carne?, les preguntamos. "Sí, carne también: pollo". 

La situación en Jersón es tan complicada que las autoridades de Kiev instan a los residentes a trasladarse a zonas más seguras en el centro y el oeste del país.

La OMS ahonda en ese sentido al advertir que el invierno supondrá una "amenaza mortal" para millones de ucranianos, debido a la devastadora crisis energética y al estado del sistema sanitario que, según la organización, atraviesa por "sus momentos más oscuros". 

Entretanto, Rusia y Ucrania han vuelto a culparse mutuamente de los ataques del fin de semana contra la central nuclear de Zaporiyia, que han vuelto a encender las alarmas de la comunidad internacional.