Embajadas ucranianas reciben "paquetes ensangrentados" con ojos de animales -Kiev

Embajadas ucranianas reciben "paquetes ensangrentados" con ojos de animales -Kiev
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

KIEV, 2 dic -Varias embajadas ucranianas en el extranjero han recibido "paquetes ensangrentados" con ojos de animales, dijo el viernes el Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano, tras el envío de una serie de cartas bomba a distintos lugares en España, entre ellos la embajada de Ucrania en Madrid.

Los paquetes, empapados en un líquido de color y olor característicos, fueron enviados a las embajadas de Kiev en Hungría, Países Bajos, Polonia, Croacia e Italia, a los consulados generales en Nápoles y Cracovia y al consulado en Brno, escribió el portavoz Oleg Nikolenko en Facebook.

"Estamos estudiando el significado de este mensaje", escribió Nikolenko en una publicación en Facebook, añadiendo que el ministro de Exteriores, Dmytro Kuleba, ha ordenado que todas las embajadas y consulados afectados refuercen sus medidas de seguridad.

Esta semana se han enviado seis cartas bomba a objetivos en España, entre ellos el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la embajada de Estados Unidos en Madrid, lo que ha llevado a España a reforzar la seguridad.

Nikolenko dijo que la entrada al piso del embajador en el Vaticano había sido objeto de vandalismo. Una fuente de la embajada en Roma dijo que se dejaron heces humanas frente a la puerta.

Nikolenko también dijo que la embajada en Kazajistán había recibido una amenaza de bomba, que posteriormente no se confirmó.

La embajada en Estados Unidos recibió una carta con un artículo que criticaba a Ucrania, dijo. La carta, como la mayoría de las demás, procedía de un país europeo, dijo, sin dar detalles.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Las autoridades rusas entregan el cuerpo de Navalni a su madre tras más de una semana de su muerte

Nuevas sanciones a Rusia por la guerra en Ucrania y la muerte de Navalni

Un viaje en tren a Kiev para expresar la solidaridad de la UE