Kiev trata de mantener el ánimo de su población ante el invierno pese a los ataques rusos

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Una casa arde en Jersón tras un bombardeo ruso este sábado.
Una casa arde en Jersón tras un bombardeo ruso este sábado.   -   Derechos de autor  Evgeniy Maloletka/Copyright 2020 The AP. All rights reserved

La liberación de Jersón por parte del ejército ucraniano no hace que cesen los bombardeos. La artillería Rusia sigue golpeando edificios e infraestructuras de la ciudad. La proximidad a la línea del frente hace más difícil intentar recuperar la normalidad, sobre todo cuando faltan los servicios básicos y comienza el invierno.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, motivaba así a la a la población en su discurso diario: "El enemigo tiene muchas esperanzas de utilizar el invierno contra nosotros; de hacer del frío invierno y de las penurias parte de su terror. Tenemos que hacer todo lo posible para sobrevivir a este invierno, por muy duro que sea. Levántate, nos mantendremos en pie. Aguantar este invierno es aguantar todo. Rusia todavía tiene misiles y una ventaja en artillería. Sí, pero tenemos algo que el ocupante no tiene ni tendrá. Protegemos nuestro hogar, y eso nos da la mayor motivación posible".

Mientras continúa la guerra en el país, este lunes entre en vigor el tope al precio del petróleo acordado por los países miembro de la Unión Europea. La población ucraniana no parece perder la moral, sobre todo cuando ve que sus soldados no se rinden. En toda Ucrania, la electricidad es intermitente y otros suministros escasean, pero la gente intenta mantener una vida lo más parecida a la que tenía antes de la invasión.