EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Nada detiene la furia de los iraníes y siguen protestando en las calles

Protestas en Teherán contra el Gobierno del Ayatolá Alí Jamenei
Protestas en Teherán contra el Gobierno del Ayatolá Alí Jamenei Derechos de autor AP
Derechos de autor AP
Por Beatriz Beiras
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Nada detiene la furia de los iraníes. s protestas continúan tres meses después de la muerte de Mahsa Amini y la ejecución de un joven manifestante el jueves pasado.

PUBLICIDAD

Nada detiene la furia de los iraníes. Como este hombre, colocando un objeto a la entrada del Seminario Jomeini en Bushehr.

Son vídeos recién publicados, aquí en Zahedan mostrando a la gente después de la oración del viernes, coreando "Muerte a los Basij" y "Muerte al dictador." Así llevan tres meses.

Irán fue objeto de nuevas sanciones el viernes y los activistas convocaron nuevas protestas después de que la República Islámica llevara a cabo su primera ejecución por las protestas.

Mohsen Shekari, de 23 años, fue ahorcado el jueves, tras ser declarado culpable de "enemistad contra Dios." Se convirtió así  en el primer preso condenado por un delito presuntamente cometido durante las protestas nacionales en curso en el país en ser ejecutado por Teherán.

El poder judicial dijo que Shekari fue detenido tras bloquear una calle de Teherán y herir a un miembro de la Basij, una fuerza paramilitar vinculada a la todopoderosa Guardia Revolucionaria Islámica

En Roma, ante la embajada de Irán, los manifestantes denunciaron un juicio farsa y gritaron la famosa frase "Mujer, vida y libertad".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La ONU expulsa a Irán de su Comisión de la Mujer en respuesta a la represión de las protestas

Irán ejecuta a un preso condenado por espiar para el Mossad israelí

Líderes europeos y oenegés condenan una presunta agresión contra una adolescente iraní