El judo se despide de 2022 con una vibrante última jornada en el Masters de Jerusalén

Access to the comments Comentarios
Por Jose Nunez Tena  & Euronews en español
Alice Bellandi, oro en menos de 78 kilos
Alice Bellandi, oro en menos de 78 kilos   -   Derechos de autor  from Euronews video

Última jornada de Masters de Judo en Jerusalén, sin nada que envidiar a los días previos de torneo y con un Pais Arena entregado al espectáculo ofrecido por los judocas.

Sanshiro Murao, en la categoría de menos de 90 kilos, fue uno de los grandes protagonistas de dicha jornada, cerrada con dos waza aris que le convertían en maestro del judo. Armen Bagdasarov, director de arbitraje de la Federación Internacional de Judo, le entregaba en el podio su merecido oro.

2022 ha sido testigo del meteórico ascenso de Alice Bellandi. Tras subir de categoría, la estrella italiana ha arrasado en menos de 78, añadiendo en Jerusalén en título de maestra mundial a su amplia lista de galardones.Lisa Allan, miembro del Comité Ejecutivo de la FIJ, hacía los honores en el podio de menos de 78.

"Israel siempre es increíble", confesaba después Bellandi. "Lo celebran conmigo, como si fueran mis padres. Es algo muy bonito".

Dicko suma y sigue

En menos de 100, la emergente estrella georgiana Ilia Sulamanidze era el encargado de hacerse con el ansiado oro. Se lo colgaba el ministro de Cultura y Deportes de Israel, Hili Tropper.

Amigas fuera del tatami, rivales dentro del mismo. La final de más de 78 enfrentó a dos compatriotas francesas, Romane Dicko y Coralie Hayme. Solo una podía hacerse con el título femenino del peso pesado.

Y esta sería Dicko, que con una inteligente técnica de sacrificio desarbolaba a Hayme y elevaba a la actual campeona del mundo a lo más alto del podio. Shabtai Tsur, presidente de la ISBB, entregó las medallas.

En más de 100 kilos, Tatsuru Saito se abrió paso hasta la gran final con un judo tan hermoso como efectivo. Allí le esperaba Temur Rakhimov, que no pudo no obstante frenar el empuje del japonés, nuevo maestro de los pesos pesados.

Las últimas preseas del día eran entregadas por Florin Daniel Lascau, director de arbitraje de la Federación Internacional de Judo.

"Mi madre me cuida todo el tiempo y me apoya mucho", revelaba tras su triundo Saito. "Así que estoy muy feliz y contento de haberle dado el primer premio, la medalla de oro".

La última jornada del Masters también sirvió para homenajear, de manos del presidente de la Asociación Israelí de Judo, Moshe Ponte, al famoso astronauta Eytan Stibbe, tras un viaje espacial en el que ondeó la bandera de dicha federación.

En Israel, la pasión de los aficionados locales sólo es comparable a la de los judocas a los que animan. Este jueves, Peter Paltchik se convertía en su héroe a base de buen judo, poniendo a la grada en pie en múltiples ocasiones. Todo ello sin olvidar, por supuesto, a otra líder por excelencia, Raz Hershko.

El judo se despide en jerusalén de 2022, de la mejor manera posible y pensando ya en un 2023 lleno de grandes citas y mejores combates. ¡Hasta entonces!