Francia lidera el medallero tras la segunda jornada de Masters de Judo en Jerusalén

Access to the comments Comentarios
Por Jose Nunez Tena  & Euronews en español
Segunda jornada de Masters de Judo en Jerusalén
Segunda jornada de Masters de Judo en Jerusalén   -   Derechos de autor  Tamara Kulumbegashvili - IJF

Segunda jornada de Masters de Judo en Jerusalén, con un recinto lleno hasta los topes para disfrutar de los combates de los mejores judocas del planeta.

Varios de ellos estaban presentes en la categoría de menos de 81 kilos. Entre ellos, el actual campeón del mundo, Tato Grigalashvili, protagonista de un día soberbio que le llevó directo hasta la gran final.

Al otro lado del tatami le esperaba ni más ni menos que el ex campeón mundial Saeid Mollaei, que venía de derrotar a otro ex campeón mundial, Matthias Casse, en semifinales.

Un inteligente contraataque del georgiano acabaría decantando una final con la que Grigalashvili despedía 2022 de forma brillante.

Las medallas fueron entregadas por Miri Regev, miembro de la Knesset del Estado de Israel.

"Estoy muy contento por el apoyo de los niños del estadio, puedo sentir su energía", decía tras el combate el campeón. "Y haberlo conseguido no solo en Tiflis, sino también a nivel internacional. Estoy muy contento de ser un modelo para ellos, para la generación joven, para los niños. Es increíble ver cómo me quieren, me da mucha motivación y fuerza, gracias a los chicos por todo el apoyo".

Primero para Cargnin, cuarto para Takaichi

En menos de 73, el brasileño Daniel Cargnin lograba su primer título mundial dentro de un Masters. Su alegría era más que justificada. Cargnin recibió su oro de manos de Naser Al Tamimi, tesorero general de la Federación Internacional de Judo.

Tampoco cabía en sí la plata olímpica Michaela Polleres, ganadora en menos de 70 al derrotar en la final a la campeona del mundo de 2019, la francesa Marie Eve Gahie. La austriaca ya puede llamarse a sí misma con orgullo "Maestra".

Vladimir Barta, director deportivo de la FIJ, hizo los honores en el podio, tras lo cual Polleres nos resumía de manera clara lo que vive un judoca en Jerusalén:

"Esto es muy guay", confesaba Polleres. "En Israel siempre es así, y creo que es algo muy bonito. Me siento increíble, estoy muy contenta".

En menos de 63, la japonesa y tres veces campeona de Masters Miku Takaichi, superaba por su parte a la kosovar Laura Fazliu, conseguiendo así un increíble cuarto título de Maestros. Agron Kuka, presidente de la Federación de Judo de Kosovo, fue el encargado de colgar las preseas.

La segunda jornada del Masters sirvió también para ver a los niños de la asociación Shalva disfrutando del tatami y haciendo disfrutar al público. El futuro del judo es prometedor.

La grada también disfrutó de una nueva y brillante exhibición de los judocas locales, siempre en plena forma. Jerusalén espera ya impaciente a la jornada del jueves, tercera y última de este sensacional Masters del World Judo Tour.