Estados Unidos se congela bajo una tormenta helada

Foto:
Foto: Derechos de autor Kevin Clark/Kevin Clark
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Más de un millón y medio de personas sin electricidad. Al menos diez personas han muerto tan solo en las carreteras desde que comenzó la tormenta en los estados de Kansas, Oklahoma, Kentucky y Ohio.

PUBLICIDAD

Más de un millón y medio de personas sin electricidad y la cifra no deja de aumentar.

Al menos diez personas han muerto tan solo en las carreteras desde que comenzó la tormenta en los estados de Kansas, Oklahoma, Kentucky y Ohio.

La gran tormenta helada, conocida como bomba ciclónica, ha dejado millones de hogares sin electricidad y a miles de viajeros estancados a las puertas de las fiestas navideñas.

El fenómeno, causado por un frente de aire ártico, ha provocado aterrizajes al límite de seguridad, cancelado más de cinco mil vuelos el viernes y cerrado aeropuertos en todo el país. Estados Unidos vive su Navidad más fría desde los años 80.

Nueva York ya ha comenzado a sentir los efectos de esta tormenta, con inundaciones en zonas costeras que ocasionó que más de 100.000 viviendas se quedaran sin electricidad.

Nueva York ha declarado el estado de emergencia para hacer frente a la tormenta helada que el Servicio de Meteorología Nacional ha clasificado como "única en una generación".

Las autoridades han pedido que no se utilicen las carreteras hasta que mejoren las condiciones.

Han explicado que tras la lluvia a muy baja temperatura no tienen tiempo para poner sal en las carreteras antes de que se hielen.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Comentario en off)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Estados Unidos | Detenido el sospechoso del tiroteo a tres estudiantes de ascendencia palestina

Sam Altman vuelve a la dirección de OpenAI días después de su sorprendente despido

Microsoft contrata a Sam Altman, después de que fuera despedido por sorpresa de OpenIA