12 personas mueren por ventisca en Buffalo, Nueva York, en medio de clima glacial en EEUU

Aumenta el número de muertos en Buffalo por clima gélido en el este de EEUU
Aumenta el número de muertos en Buffalo por clima gélido en el este de EEUU Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Gabriella Borter y Ahmed Aboulenein

25 dic -Una ventisca mortal paralizó Buffalo, Nueva York, el día de Navidad, atrapando a los automovilistas en sus coches, dejando sin electricidad a miles de hogares y elevando el número de muertos de un sistema de tormentas invernales que ha helado gran parte de Estados Unidos durante días.

Según un recuento de NBC News, al menos 30 personas han muerto en incidentes relacionados con el clima en Estados Unidos desde que una profunda helada cubrió de la mayor parte del país, junto con la nieve, el hielo y los vientos huracanados de una tormenta en la región de los Grandes Lagos a finales de la semana pasada.

CNN informó de un total de 26 muertos.

Gran parte de los fallecidos se han concentrado en Buffalo y sus alrededores, a orillas del lago Erie, en el oeste de Nueva York, donde el frío glacial y una intensa nevada de "efecto lago" -resultado del desplazamiento de aire gélido sobre las aguas más cálidas del lago- persistieron durante el fin de semana festivo.

El ejecutivo del condado de Erie, Mark Poloncarz, dijo que el número de muertos confirmados por la tormenta ascendió a 12 el domingo, frente a los tres registrados durante la noche en la región de Buffalo. Entre las últimas víctimas había algunas encontradas en coches y otras en bancos de nieve, dijo Poloncarz, quien añadió que la cifra de muertos podría aumentar aún más.

A pesar de la prohibición de circular impuesta desde el viernes, cientos de automovilistas del condado de Erie se quedaron atrapados en sus vehículos durante el fin de semana, y las tropas de la Guardia Nacional fueron llamadas para ayudar en los rescates complicados por las condiciones de velo blanco y nieve soplada, dijo Poloncarz.

"Esta no es la Navidad que ninguno de nosotros esperaba", dijo Poloncarz en Twitter el domingo. "Mi más sentido pésame a las familias que han perdido a sus seres queridos".

El departamento de policía de Búfalo publicó en Internet una petición de ayuda pública para las labores de búsqueda y recuperación, solicitando a quienes "dispongan de una moto de nieve y estén dispuestos a ayudar" que llamen a una línea especial para recibir instrucciones.

La gravedad de la tormenta fue notable incluso en una región acostumbrada a las inclemencias invernales.

Christina Klaffka, de 39 años, residente en el norte de Buffalo, vio volar las tejas de la casa de su vecino y escuchó el traqueteo de sus ventanas a causa de "vientos huracanados". Se quedó sin electricidad junto con todo su vecindario el sábado por la noche, y seguía sin electricidad el domingo por la mañana.

"Mi televisor parpadeaba mientras intentaba ver el partido entre los Buffalo Bills y los Chicago Bears. Me quedé sin electricidad poco después del tercer cuarto", explicó.

John Burns, jubilado de 58 años en North Buffalo, dijo que él y su familia estuvieron atrapados en su casa durante 36 horas por la tormenta y el frío extremo que calificó de "malo y desagradable".

"Nadie salía. Nadie sacó a pasear a sus perros", dijo. "No pasó nada durante dos días".

Los totales de nieve caída fueron difíciles de calibrar, añadió, debido a que los feroces vientos redujeron la acumulación entre las casas, pero amontonaron cerca de 1,5 metros "en frente de mi garaje".

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, dijo a la prensa el domingo que el Gobierno del presidente Joe Biden había accedido a apoyar su petición de declaración federal de catástrofe.

Unos 200 efectivos de la Guardia Nacional fueron movilizados en el oeste de Nueva York, proporcionando ayuda a los equipos de policía y bomberos, realizando controles de bienestar y llevando suministros a los refugios, dijo Hochul.

La tormenta se desplazaba hacia el este el domingo, después de haber dejado sin suministro eléctrico a 1,5 millones de clientes en el momento álgido de los cortes, a finales de esta semana, y de haber obligado a cancelar miles de vuelos comerciales durante el ajetreado periodo vacacional.

APAGONES TRANSFRONTERIZOS

Según PowerOutage.us, más de 150.000 hogares y empresas de Estados Unidos estaban sin suministro eléctrico el domingo, una cifra muy inferior a los 1,8 millones que no tenían electricidad a primera hora del sábado. En Buffalo, el 16% de los residentes se quedaron sin electricidad el domingo, según las autoridades.

En Canadá también se quedaron sin electricidad al menos 140.000 clientes, la mayoría en las provincias de Ontario y Quebec, muy afectadas por el mismo sistema meteorológico que cubrió de nieve el oeste de Nueva York.

Más de 1.700 vuelos en Estados Unidos habían sido cancelados hasta el mediodía del domingo, según FlightAware.

El aeropuerto de Buffalo había registrado casi 1,2 metros de nieve hasta el domingo, según el Servicio Meteorológico. El domingo por la tarde seguía nevando al sur de Buffalo a un ritmo de 5 a 7 centímetros por hora.

En Kentucky, las autoridades confirmaron tres muertes relacionadas con la tormenta desde el viernes, mientras que al menos cuatro personas murieron y varias resultaron heridas en accidentes automovilísticos en Ohio, donde un choque múltiple de 50 vehículos obligó al cierre la autopista Ohio Turnpike en ambas direcciones durante una ventisca el viernes.

Otras muertes relacionadas con el frío extremo o accidentes de vehículos inducidos por el clima se registraron en Misuri, Tennessee, Kansas y Colorado, según informes de prensa.

Un accidente de autobús ocurrido en Nochebuena que, según la policía, se debió probablemente a las heladas condiciones de la carretera cerca de Loon Lake, en la Columbia Británica canadiense, dejó cuatro muertos y decenas de hospitalizados, según confirmaron las autoridades el domingo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Kiev derriba otro AWACS ruso en Krasnodar

Ursula von der Leyen visita Kiev en el segundo aniversario de la guerra en Ucrania

Dos años de guerra en Ucrania: "Todo el que muere se siente como un miembro de la familia"