Baviera rinde homenaje al difunto papa emérito Benedicto XVI

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  con AP
Creyentes y clérigos asisten a una misa por el papa emérito Benedicto XVI en la iglesia de Santa Magdalena en Altoetting, Alemania.
Creyentes y clérigos asisten a una misa por el papa emérito Benedicto XVI en la iglesia de Santa Magdalena en Altoetting, Alemania.   -   Derechos de autor  Andreas Schaad/Copyright 2022 The AP. All rights reserved

El papa Francisco visita el tradicional Portal de Belén colocado por Navidad en la Plaza de San Pedro, momentos después de presidir en el interior de la basílica de San Pedro el rito de las primeras vísperas de la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios, que de cierre del año 2022.

Durante la ceremonia, el papa expresó su gratitud y ensalzó la gentileza del difunto Benedicto XVI. El vaticano ha informado de que el papa Francisco presidirá el jueves la misa funeral por Benedicto.

Baviera homenajea al papa emérito

La noticia de la muerte de Benedicto ha conmovido a toda la región alemana de Baviera, de donde este era originario.

Varios municipios de Baviera han homenajeado a Benedicto XVI. La diócesis de Ratisbona, ciudad en la que Benedicto enseñó teología durante las décadas de 1960 y 1970, ordenó que las campanas de todas las iglesias repicaran durante 15 minutos al mediodía del domingo.

Los fieles aseguran que siempre recordarán al papa emérito con orgullo.

Anneliese Nietsch, feligresa del lugar, cuenta: "Me sentí muy conmovida cuando me enteré de la muerte del Papa emérito Benedicto XVI; porque realmente lo consideraba un gran hombre. Siempre he sentido gran admiración por sus conocimientos y su espíritu. Estuvimos en Roma el año en que se convirtió en Papa, ¡todo un recuerdo!"

"Fue una gran sorpresa, una gran alegría y un gran orgullo que el Papa viniera de Baviera y que hubiera trabajado durante muchos años en Ratisbona. Nosotros estuvimos allí durante su visita en 2006, en el parque Bismarckplatz, y le aclamamos", confiesa Karlheinz Denner, otro feligrés del lugar.

Y en la localidad de Altötting, ciudad de peregrinación católica por su estatua de la Virgen María, los creyentes se juntaron y encendieron velas para rezar Benedicto XVI.