Biden anuncia nuevas políticas migratorias para Cuba, Haití y Nicaragua en la frontera

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Discurso de Biden en frontera con México podría extender  expulsiones a migrantes de Cuba y Haití
Discurso de Biden en frontera con México podría extender expulsiones a migrantes de Cuba y Haití   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023

Por Andrea Shalal y Ted Hesson

WASHINGTON, 5 ene -Estados Unidos usará las restricciones de la era COVID para expulsar rápidamente a los migrantes cubanos, nicaragüenses y haitianos que crucen ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México, anunció el jueves el presidente Joe Biden, mientras busca ganar el control de la agenda migratoria.

Simultáneamente, permitirá que hasta 30.000 personas de esos tres países y Venezuela entren por vía aérea cada mes, aseguró Biden.

“Este nuevo proceso es ordenado, seguro y humano”, dijo. Agregó que su mensaje a los posibles inmigrantes de Cuba, Nicaragua o Haití sin un patrocinador estadounidense es: “No se presenten en la frontera”.

El plan forma parte de un esfuerzo más amplio para disuadir a un número récord de personas que cruzan la frontera y de hacer frente a un reto político y humanitario que le ha asediado desde que asumió el cargo en enero de 2021.

“Estas acciones por sí solas no van a arreglar todo nuestro sistema de inmigración”, dijo Biden, pero podrían “ayudar mucho”.

Afirmó que había enviado al Congreso un plan integral de inmigración, pero que los republicanos no lo considerarían ni aprobarían dinero adicional para nuevos jueces u oficiales de asilo.

“No tenemos suficientes jueces de inmigración para adjudicar las solicitudes”, comentó.

Se espera que la inmigración sea un tema central de discusión cuando Biden viaje a Ciudad de México para una Cumbre de Líderes de América del Norte el 10 de enero con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Un alto funcionario de la administración Biden dijo que la nueva política aumentaría las vías legales de entrada a Estados Unidos para “seguir imponiendo consecuencias a quienes intenten entrar ilegalmente en Estados Unidos”.

“Las vías legales que anunciamos hoy son generosas, pero al mismo tiempo hay graves consecuencias si se eluden”, dijo el funcionario a periodistas.

Biden utilizó su discurso para presionar a los republicanos para que dejen de bloquear sus propuestas de reforma migratoria y medidas fronterizas, y para que el Congreso proporcione los recursos necesarios.

El presidente demócrata visitará El Paso, en Texas, el domingo, su primer viaje a la frontera suroeste desde que asumió el cargo.

Un funcionario de alto rango de Washington dijo que Biden, mientras esté en El Paso, abordará las operaciones de control fronterizo y se reunirá con funcionarios locales.

El Paso, un bastión demócrata con un historial de recibir inmigrantes, ha tenido problemas en los últimos meses para lidiar con decenas de miles de migrantes que cruzan la frontera desde México.

Según el plan anunciado el jueves, México aceptará hasta 30.000 migrantes expulsados al mes de Cuba, Nicaragua, Haití y Venezuela, según una hoja informativa de la Casa Blanca. En noviembre, los agentes fronterizos estadounidenses encontraron con 82.000 migrantes de esas nacionalidades en la frontera con México, según datos del Gobierno.

Los migrantes que no puedan ser expulsados a México serán sometidos cada vez más a un proceso de deportación rápida conocido como “expulsión acelerada”, dijo un alto funcionario.

Reuters informó la semana pasada de que la administración Biden planeaba aplicar las nuevas restricciones.

Grupos de derechos de los migrantes y algunos demócratas han criticado a Biden por las continuas expulsiones, que dicen contradicen su promesa de campaña de 2020 de un sistema de inmigración más humano y bloquean el ejercicio del derecho de los migrantes a solicitar asilo, exponiéndolos a graves riesgos en México, como secuestro y agresión.

El cambio de política sigue a un fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos a fines de diciembre de que las restricciones de la era de la pandemia, conocidas como Título 42, deben permanecer vigentes durante lo que podrían ser meses mientras se desarrolla una batalla legal.