Noël Le Graët queda apartado de la presidencia de la FFF y Philippe Diallo asume el cargo

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AFP, EFE
ARCHIVO - El presidente de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), Noel Le Graet, en Doha, Qatar, el sábado 19 de noviembre de 2022.
ARCHIVO - El presidente de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), Noel Le Graet, en Doha, Qatar, el sábado 19 de noviembre de 2022.   -   Derechos de autor  Christophe Ena/AP

Noël Le Graët ha dimitido del cargo de presidente de la Federación francesa de Fútbol (FFF), y Philippe Diallo ha tomado el control.

La Federación precisó que el presidente está apartado de sus funciones hasta que se haga pública la auditoría que ha encargado la ministra de Deportes, Amélie Oudéa-Castéra, sobre la gobernanza de la institución, y en particular sobre las acusaciones contra Le Graët por acoso sexual de varias mujeres vinculadas a la institución.

La dimisión del dirigente se produce tras la polémica entrevista radiofónica en la que se burló de Zinedine Zidane, leyenda viva del fútbol francés.

El mantenimiento de Le Graët como presidente se había hecho insostenible ante las cargas que le llovían desde diferentes instancias deportivas y desde el Gobierno, aunque éste formalmente no podía deponerlo.

Denuncias de acoso sexual

Le Graët había comparecido este martes ante la Inspección General de la Educación, del Deporte y de la Investigación encargada de elaborar la auditoría reclamada por Oudéa-Castéra sobre las prácticas del presidente de la FFF.

En particular por las denuncias de acoso sexual de varias mujeres que han trabajado o han estado vinculadas a la federación, como la agente de deportistas Sonia Souid, que se ha quejado de que Le Graët la veía no como la profesional que es, sino "como dos tetas y un culo".

"Zidane me importa un bledo"

Le Graët, que tiene 81 años, lleva en el cargo desde 2011 y su mandato expira en 2024. Aunque ya estaba cuestionado desde hace tiempo, su posición se había deteriorado de forma abrupta con sus declaraciones del domingo sobre Zidane, y eso pese a que luego pidió disculpas al que es ya un símbolo del fútbol francés.

Cuando se le planteó la posibilidad de que Zidane opte por irse a entrenar a otro club o a otra selección, una vez que se ha prolongado hasta 2026 a Didier Deschamps, afirmó: "Me importa un bledo, ¡que se vaya donde quiera! Puede ir donde quiera, a un club...".